Las 5 herramientas que cambiaron la vida a los maestros con su tecnología

Autor: La Cuarta

Hace un par de décadas, todos los procesos en construcción eran realizados de forma manual, en procesos mucho más lentos y con un esfuerzo físico importante de parte del trabajador. Hoy, en cambio, esto ha cambiado gracias a estos implementos.


El esfuerzo físico, de la mano de herramientas y procesos manuales en trabajos pesados, era una constante hace algunas décadas en el mundo de la construcción.

Por ejemplo, el hacer un pequeño orificio, que hoy en día es cuestión de segundos gracias al taladro, antiguamente demoraba mucho más con la agujereadora de mano o barrena. O bien en el caso de los albañiles, podían demorar horas haciendo una mezcla de hormigón, siendo que hoy se simplifica mucho el proceso gracias al uso de la betonera.

En La Cuarta Constructor quisimos hacer un pequeño homenaje a esas herramientas que cambiaron la vida de los maestros, haciéndoles mucho más fáciles y rápidas sus labores y otorgando una pizca de eficiencia a las obras.

Sierra eléctrica

Cuando fueron lanzadas las sierras eléctricas, los procesos se agilizaron bastante en rubros como la carpintería y la mueblería, ya que antiguamente todos los trabajos de corte se hacían manualmente. Podemos encontrar varios tipos y formatos en esta herramienta, entre las que destaca la sierra caladora (más precisa) y la sierra circular (más rápida). Consisten en una hoja de sierra ajustadas a un mango ergonómico, el que contiene un motor que hace funcionar a la máquina de manera eléctrica.

Cepilladora eléctrica

El cepillo eléctrico se utiliza principalmente en el área de la carpintería, y sirve para rebajar superficies de madera. Existen diferentes tipos de cepillos: dentado, de desbaste, de alisar y la garlopa, aunque muy similares entre sí en cuanto a su resultado. Antiguamente, este proceso se realizaba de forma manual, con una herramienta de forma similar, pero con una demora y un esfuerzo físico mucho más altos.

Betonera

Si hablamos de herramientas que cambiaron la vida de los maestros y de las obras de construcción, no podemos dejar de mencionar a la betonera o trompo, fundamental para efectuar una mezcla de forma rápida y efectiva si conocemos las dosificaciones correctas. Es una máquina que contiene un recipiente y un motor. La energía eléctrica acciona el motor, el cual hace que el trompo gire. Hace algunas décadas -y aún hay maestros que lo hacen- se realizaba este proceso de forma manual, mezclando las dosificaciones del hormigón con una pala y una carretilla, lo que conllevaba un importante esfuerzo físico durante largas horas.

Esmeril angular

Otra herramienta de corte y desbaste ha sido una novedad que ha podido cambiar los procesos de los maestros de construcción. Esta herramienta consiste en un motor con la capacidad de hacer girar dos discos de esmeril para poder hilar, cortar, dar forma, lijar, pulir y rectificar materiales como metal, madera o plástico. Sus grandes virtudes son la potencia y la velocidad, que hacen que pueda funcionar con casi cualquier material, por lo tanto, es actualmente esencial en cualquier área de la constru, desde mueblería hasta carpintería metálica.

Taladro

La barrena es una barra fina de acero, con punta en forma de hélice, la cual, girándola, nos ayuda a formar un orificio. Esta era la manera más rápida de realizar este tipo de trabajo hace algunos años atrás, y esto no cambió hasta la invención del taladro, el cual nos ayuda en este proceso, pero de manera mucho más rápida de la mano de la electricidad. Además, con su rotación para ambos sentidos nos ayuda a atornillar o desatornillar ciertas piezas. Por si fuera poco, hoy en día existen opciones inalámbricas, que en potencia no tienen nada que envidiar a las cableadas.

Seguir leyendo