Mantenga su flora llena de vida durante el verano

Autor: Iván Urbina

El riego, compostaje y el cuidado contra las plagas son los tres aspectos más importantes en la mantención de jardines y huertos caseros. Experta de UCEN dio una serie de recomendaciones en estos puntos.


La temperatura marcada por los termómetros alcanzó los 38°C de máxima en Santiago en enero del 2019. Esa cifra es el mayor reflejo del aumento del calor durante los últimos años debido al calentamiento global. Quienes más sufren de esto son las plantas, que pueden deshidratarse hasta llegar a la muerte si se exponen durante largas horas al sol directo.

En la jardinería, hay ciertas reglas que se deben seguir en ese sentido, por ejemplo, no regar las plantas en las horas del día en las que hay más calor.

“Lo recomendable es regar cuando casi ya no hay sol y cuando las tardes ya no están tan calurosas. Es importante hacerlo después de las 8 de la tarde, y ojo, porque el riego no es solo un rocío, porque las raíces no alcanzan a absorber esa agua. La manera correcta es dejar el agua correr en la planta hasta por un minuto”, aseguró Jadille Mussa, académica de la carrera de Arquitectura del Paisaje en la Universidad Central (UCEN).

La experta también aconsejó no dejar las plantas directamente bajo el sol durante toda la tarde, sino que es mejor correrlas, o bien darles sombra mediante alguna especie de quitasol.

“Cuando uno tiene plantas de macetero y las puede correr, se recomienda que no estén directamente al sol por mucho tiempo. El sol mañanero antes era muy amable, pero hoy está demasiado fuerte. Si uno no tiene un quitasol para las plantas, es mejor correrlas a un lugar donde haya sombra durante las horas de más calor, porque se deshidratan muchísimo”, explicó.

Como es probable que mucha gente se quede en sus casas durante este verano, es importante que sepan cómo cuidar sus plantas, jardines y huertos. Jadille Mussa se dio el tiempo de dar algunos consejos que están en los recuadros de la página.

Compostaje

 

Tan importante como cuidar la planta, es preparar la tierra en la que vive. Por eso es importante realizar una labor de compostaje, es decir, preparar un abono con las sobras de nuestros alimentos como lechugas, cáscaras de palta o tomate, y restos de huevo. Cuidado, que no deben ser alimentos condimentados, sino que naturales.

“Se puede hacer un hoyo y se van mezclando estos alimentos por capas. Después se le aplica una capa de tierra encima para evitar las moscas y el olor”, aseveró Mussa.

Añadió que su técnica para reciclar estos restos de alimentos lo hace a través de botellas plásticas.

Riego

Cómo ya adelantó la experta, quizás el aspecto más importante para cuidar las plantas en verano es el riego. Por eso es importante realizarlo de manera correcta.

“El suelo debe saturarse con agua, y ahí empieza a bajar y las raíces absorben lo que necesitan. para alimentarse y hacer que sus hojas y sus frutos crezcan. Pero tampoco es recomendable realizar un riego como muchas veces lo hacen las municipalidades, en que dejan corriendo el agua por media hora. Si uno deja mucha agua aposada, pueden surgir hongos y un festín de bichos que empiezan en esta época a desarrollarse”, señaló la experta.

Insecticidas naturales

Las plagas, como larvas y hongos, suelen verse intensificadas con las altas temperaturas. Sin embargo, el uso de insecticidas artificiales puede causar enormes daños tanto a las plantas como al aire que respiramos y al medioambiente en general. Por eso, la académica de UCEN recomendó el uso de insecticidas orgánicos.

“Se puede hacer un purín de ortiga, ruda o hiedra. Para ello, dejamos en remojo hojas de ortiga en un litro de agua aproximadamente. Ese líquido después se rocía en las plantas, y esta mezcla no solo mata a los insectos, sino que además le da fuerza a la planta, dándole nitrógeno y otros nutrientes para que la planta esté más vigorosa y resista más las plagas”, indicó la profesora.

#Tags


Seguir leyendo