Presentado por

Morteros: imprescindibles en los proyectos constructivos


De su fabricación a mano, que aún se realiza, a los convenientes y prácticos sacos predosificados.

Los hay especiales para estuco, pisos, de pega para albañilería y los orientados para colocar revestimientos cerámicos, entre otros.

Todavía se realiza el clásico mortero a mano, con la mezcla ya sea a pulso o máquina. Este producto está compuesto de:

– Un aglutinante, como los es el cemento portland, o una combinación de cal y cemento.

– Agua potable, para hidratación del aglutinante y para darle al mortero su plasticidad.

– Y arena, de acuerdo con las especificaciones y dosificaciones.

En su fabricación manual se debe hacer en una superficie de hormigón endurecido o un recipiente impermeable para evitar la pérdida de lechada de cemento. El mezclado con máquina mecánica debe durar por lo menos un minuto y medio.

Sin embargo, el mercado cuenta con varia soluciones en materia de morteros, especialmente presodisficados en sacos, que resultan más cómodos dado que no se requiere apilar, por un lado el cemento y por el otro la arena.

Los principales son:

– Mortero para piso.

– Para estuco.

– De pega (para albañilería).

Productos envasados

Cuando se trata de moteros en sacos, estos se componen de:

– Cemento de alta resistencia.

– Arena silícea o de cuarzo de granulometría muy controlada.

– Aditivos y adiciones que le confieren características especiales.

Los morteros predosificados tienen en general las siguientes características:

– Altas resistencias.

– Retracción hidráulica mínima y por lo tanto escasa o ninguna tendencia a la fisuración.

– Trabajabilidad adecuada.

Las resistencias a 28 días normalmente varían entre 30 y 60 Megapascales (MPa). Existe gran variación en el plazo de obtención de dichas resistencias y de hecho existen morteros de alta, mediana y normal velocidad de endurecimiento.

Ventajas

Respecto de su maniobrabilidad, se encuentran en el mercado desde morteros autonivelantes como los utilizados para ‘grouting’ (material fluido autonivelante) hasta morteros de reparación estructural de consistencia plástica seca.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo