El mundo de los adhesivos va camino a lo sustentable

Autor: Iván Urbina

Existen pegamentos capaces de reemplazar a las clásicas sujeciones como tornillos y clavos. Además, hay cada vez más productos orgánicos y amigables con el medioambiente. Sepa todo sobre adhesivos en esta nota.


Un método fácil y rápido para unir dos superficies es con el uso de los denominados adhesivos. El abanico de opciones que existen dentro de estos productos es amplio, por lo que cada área dentro de la construcción requiere, de una u otra forma, su uso.

Para entender mejor qué son los adhesivos y cómo se componen, Marcela Jara Sanhueza, jefa de carrera de Técnico en Construcciones Civiles de Santo Tomás, sede San Joaquín, los clasificó en dos grandes grupos: según su resistencia y según su aplicación en superficies.

“Los que poseen una mayor resistencia son aquellos que sirven para pegar elementos más pesados como paneles tipo losa, revestimientos de ladrillos, o más livianos como la madera. Y los adhesivos de menor resistencia se ocupan para interiores y materiales livianos como yeso cartón, molduras y paneles”, señaló Jara.

La académica agregó que en su clasificación “según su superficie, existen de fibra de vidrio (para construcciones de vidrio), para madera (en suelos paredes, techos y muebles), para metal (hierro y aluminio), adhesivos para piezas cerámicas, plásticos, los adhesivos de pared para cobertura de duchas y bañeras, ideales para unir plástico, fibra de vidrio y espuma de relleno, cartón yeso, tablero de cemento, losas de cerámica o contrachapado”.

Por un pegado potente

Dependiendo del trabajo que se realice en la obra, algunos maestros prefieren utilizar adhesivos por sobre otros métodos de unión, como tornillos y clavos. Esto reduce el peso de dicha obra, además de disminuir el tiempo del proceso.

Para Marcela Jara, la principal ventaja que tienen los adhesivos por sobre los otros métodos de unión tiene que ver con “el peso final del elemento obtenido con la unión, ya que los tornillos, clavos, pernos o soldaduras incorporan una masa con densidad adicional considerablemente mayor.

Por otra parte, para realizar una unión mecánica, se requiere perforar agujeros y el montaje de cada agujero concentra la tensión en ese punto, mientras que los adhesivos crean una unión en un área, por lo que dispersan la carga sobre toda el área de unión”, comentó.

Novedades del mercado

El siglo XXI ha significado un proceso de evolución del ser humano hacia un mundo más sustentable y amigable con el medioambiente. Justamente la industria de los adhesivos están familiarizándose cada vez más con este contexto, fabricando pegamentos orgánicos, ecológicos y sin solventes.

“Existen en el mercado adhesivos innovadores como los a base de gelatina animal, que son pegamentos orgánicos y ecológicos que extraen del colágeno de ovejas y/o vacas. Estos pegamentos son conocidos como pegamento en caliente o termocola, que funcionan únicamente si se calientan con pistola caliente. Se obtienen adhesiones en bajo tiempo, sin embargo, se recomiendan sólo para elementos livianos o pequeños”, indicó la experta de Santo Tomás.

“También existen otros tipos de adhesivos sin solventes, sustituidas por soluciones acuosas, cuya principal ventaja es que no generan gases tóxicos ni son inflamables. Estos se usan generalmente para pegar cuero, goma, papel, cartón, enchapes, alfombras, vinílicos, revestimientos, pasto sintético y parquet”, cerró.

Seguir leyendo