Novedades y soluciones para el hormigón


Es un material perdurable y de calidad que no suele presentar fallas; en caso de hacerlo, debe identificar su profundidad.

En el rubro de la construcción el hormigón es el material más utilizado, debido a la gran resistencia a la compresión que posee. Es una mezcla constituida por áridos finos, gravilla, agua y cemento. Puede llevar algún tipo de aditivo para mejorar sus características, dependiendo del uso que se le vaya a dar o las condiciones en las que se trabajará. Entre sus novedades se encuentran:
-Hormigón prefabricado: Es común trabajar con este sistema, ya que son elementos que vienen completamente listos y serán los que conformarán la construcción de una obra, las estructuras solo se deben ensamblar en obra.
-Hormigón pigmentado: Es un hormigón de color homogéneo, perdurable en el tiempo y con tonalidades pálidas. Su ventaja es que no requiere revestimiento ni mantención, y puede ser utilizado en elementos estructurales. Se debe tener cuidado con los moldajes a la hora del vaciado, estos deben estar limpios y se debe utilizar un desmoldante compatible con el hormigón.
-Disipadores sísmicos: Compuestos de una mixtura especial de caucho y placas de acero, son sistemas presentes entre la subestructura y la superestructura de edificios y obras civiles, proveen a la estructura de la suficiente flexibilidad para evitar que se produzca resonancia.

En caso de fallas
El hormigón es un excelente material para construir, por lo que no es común que este tenga fallas, en caso de percatarse de alguna, debe tener cuidado porque es un indicio de que algo anda mal. Primero se debe identificar qué tipo de falla es (fisura, grieta, desgaste o cortes), si es menor se podría reparar con un mortero epóxico que es fácil de conseguir; si el problema vuelve a aparecer o la falla es muy grande, debe consultar con un experto porque puede afectar la estabilidad, durabilidad y seguridad de la estructura y la de usted.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo