Pasos para convertir el hogar en una joya de la decoración

Autor: Iván Urbina

María Cifuentes, jefa de la Escuela de Construcción de AIEP La Serena, detalló el procedimiento a seguir para instalar cuatro de los tipos más comunes de revestimientos de pared.


Una de las últimas etapas dentro de las labores de construcción es realizar las terminaciones y revestir las paredes.

Existe una infinidad de opciones para ello, que pueden aportar tanto estética como beneficios constructivos a los espacios.

Si hay algo en común entre todos los revestimientos es que siempre hay que procurar que la superficie en la que se instalarán esté bien preparada. Para eso, debemos “verificar que la zona esté limpia, sin grasas ni aceites ni polvo que comprometan la unión de las mezclas adhesivas. Además, la superficie debe estar lisa y aplomada”, señaló María Cifuentes, jefa de la Escuela de Construcción de AIEP La Serena.

Cifuentes también dio a conocer detalladamente los procesos de cuatro de los revestimientos más comunes actualmente en el rubro: papel mural, azulejos cerámicos, piedras y madera.

Maderas

– El pino es la madera más ocupada en construcción por su economía y fácil instalación.

– Se debe definir el método de fijación dependiendo de la superficie sobre la cual se va a instalar el revestimiento.

– Una muy buena alternativa para revestir son los tableros terciados de pino para muro interior, ya que algunos ofrecen un sistema de machihembrado que permite una fácil manipulación en su traslape y rapidez en la instalación.

– Se puede instalar de forma horizontal o vertical, fijándolo con clavos sobre estructura base, incluyendo machihembrado para encaje de tableros.

– Se debe contar con todas las herramientas y medidas de seguridad necesarias para la correcta ejecución e instalación.

Papel mural

– Para la instalación del papel mural, se debe utilizar un pegamento que asegure una buena adherencia, para lo que es recomendable la pasta.

– Si el papel mural no viene con adhesivo, éste debe aplicarse antes de instalar.

– El adhesivo debe colocarse en la parte posterior del papel, asegurándose que quede completamente húmedo.

– El papel debe pegarse siempre desde arriba del muro hacia abajo, observando que no vayan quedando arrugas o globos de aire en la instalación. Se recomienda usar una regla para ayudar en el nivelado de la superficie.

– Es importante ir verificando constantemente los encuentros entre muros y ventanas para la correcta instalación, y así no sobrepasen la tolerancia indicada o especificada.

– Una vez terminado, se debe limpiar con una esponja el exceso de adhesivo.

Azulejos cerámicos

– Para instalar cerámica y azulejos se debe utilizar un adhesivo de gran resistencia, el cual se debe aplicar con una llana dentada, generando surcos en diferentes direcciones.

– Una vez lista la superficie, se colocarán los revestimientos cerámicos, dejando una separación o cantería mínima entre cerámicas de más menos 3-4 mm.

– Para asegurar la posición de las palmetas, se deberá golpear suavemente la cerámica para certificar la adhesión del elemento al muro.

– Para el proceso de fragüe, deberá retirar el pegamento sobrante, limpiando la superficie con una esponja húmeda.

– Luego se aplica una mezcla uniforme a base de cemento sobre las canterías entre cerámicos de acuerdo a las instrucciones del fabricante.

– Asegúrese de limpiar el exceso de fragüe inmediatamente.

Piedras

– Son muy utilizadas en muros interiores y fachadas externas, ya que no necesitan mucho mantenimiento, no pierden el color con el tiempo y tienen alta resistencia al fuego.

– Para la instalación de piedras se debe utilizar un pegamento que asegure una muy buena adherencia (extrafuerte) y que certifique una óptima resistencia a grandes cargas, resistentes a cambios bruscos de temperatura y ambientes húmedos.

– La cantidad de pegamento la designa el fabricante, pero se debe considerar un mínimo de 1 cm de espesor y una llana dentada de 12×12 mm.

– En caso de ser una tabiquería, incluya papel fieltro, malla de metal desplegado, mortero y finalmente el adhesivo.

– Para proteger la piedra, puede utilizar productos que sellen poros, destacan el color y protejan la superficie.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo