Pastelones: la clave está en la correcta instalación

Autor: Iván Urbina

Estas palmetas de hormigón son una excelente alternativa para enchular patios, jardines y hasta plazas. Pero, ojo, al montarlas hay que seguir estrictos pasos para que no se quiebren en un futuro.

El verano se acerca y las agradables temperaturas de la última semana lo reflejan. Sin embargo, no existe certeza aún de qué pasará con la pandemia en los próximos meses, y es muy probable que no se pueda vacacionar como en años anteriores.

Esta situación provoca que muchas personas prefieran invertir en sus patios, terrazas o jardines, para enchularlos como verdaderos palacios. En ese sentido, uno de los elementos más bellos para instalar en los pisos exteriores son los pastelones: revestimientos de hormigón en forma de palmeta, antideslizantes y que actúan de muy buena manera ante los sismos.

En general, su instalación es rápida y sencilla, similar a las cerámicas y porcelanatos. Sin embargo, si no se hace un buen trabajo previo a su montaje, podríamos tener problemas como fisuras o desprendimientos.

“No debemos colocar estos elementos sobre una superficie con componentes orgánicos. Si se coloca un pastelón sobre una raíz, y esa raíz se pudre, se genera una oquedad. Entonces, si después pasa una carga puntual por ese elemento, finalmente puede trabajar como una viga y se va a quebrar”, asegura el Dr. Héctor Hernández, académico de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Central. Lo primero que se debe hacer al montar pastelones es retirar raíces y pasto.

El segundo punto consiste en crear una base compactada que dará firmeza a la superficie. “Como el pastelón es un elemento rígido, que es de hormigón, debemos generar una base sólida y que no se deforme. Hay que excavar, compactar el terreno y después colocar una base estabilizada, compuesta por arenas gruesas compactadas”, explicó el académico.

Además, el doc aconsejó “comprar pastelones de empresas que sigan un proceso industrial y sistema de gestión de calidad de la producción, quienes garantizan que sigue ciertos lineamientos y dosificaciones”.

Nivelación

Los pastelones suponen una superficie resistente y con una vida útil bastante larga, pero solo si su instalación se hace de manera correcta. Si bien uno de los pasos más importantes a considerar es la preparación, limpieza y excavación del terreno, otra es la nivelación.

“Los pastelones tienen que estar perfectamente nivelados. Si no es así, habrá elementos que van a ir saltando de pastelón a pastelón, chocando con las puntas o se van a empezar a deteriorar”, detalló Hernández.

Además, agregó que “es importante destacar que el hormigón no se comporta bien a la flexión, pero sí a la compresión. Si tú colocas a trabajar un pastelón como una viga , finalmente se va a fisurar y romper. Lo que se busca es que el pastelón no se flexione”.

Mantenimiento

Una correcta instalación significa un piso que nos durará mucho, y en el que el mantenimiento tendrá que ser mínimo. Eso sí, el experto recomendó no dejar de lado la limpieza, porque si no retiramos los residuos, podría haber complicaciones.

“Hay una separación entre los pastelones, y si tú no mantienes un aseo frecuente, se te puede empezar a juntar polvo, y eso hará que crezca vegetación. Por medio de las raíces se comienzan a fisurar los morteros. Lo que genera un problema”, indicó el profesor de UCEN.

Añadió que “una mantención tendrá que ver con lavado de manguera, o barrer los pastelones. Estos son de hormigón, y los elementos de unión entre pastelones son de mortero, por lo que el agua no les hace nada, hasta podríamos usar la hidrolavadora. Solo hay que tener cuidado con la frecuencia y la presión del agua para no generar desgaste por erosión”, cerró.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo