Presentado por

Revisa todas las opciones que tienes para construir una techumbre

Autor: Iván Urbina

Existen diversas cubiertas capaces de proteger un inmueble de los agentes externos, que van desde las tejas hasta el policarbonato. Columna escrita por Carlos Catalán, encargado de laboratorio de la Escuela de Construcción de Duoc UC, sede Maipú.


La techumbre es la estructura ubicada justo sobre el cielo de la construcción. Su función es cubrir la vivienda del exterior y aislarla de las temperaturas, vientos, lluvias y/o nieve. Está compuesta principalmente por vigas que sostienen la estructura de cerchas, y una cubierta que, con su pendiente, nos permite evacuar las aguas lluvias.

Dependiendo de la zona en que se encuentre la vivienda, se tendrá una mayor o menor pendiente, ya que, si nos encontramos en una zona muy lluviosa, la techumbre tendrá una pendiente mayor para que el agua escurra mejor.

Existen distintas formas de techumbres, algunas de ellas son:

Techumbre a un agua: también se conoce como media agua. Esta techumbre cuenta con una sola vertiente. Generalmente se usa en casa o edificaciones sencillas.

Techumbre dos aguas: se compone por dos vertientes. La parte en la que se unen se llama caballete. La función de su diseño es para poder eliminar las aguas lluvias producidas por el clima.

Techumbre cuatro aguas: se compone de cuatro vertientes, las cuales se encuentran en sentido de los 4 extremos de la vivienda. Realiza la misma función con el escurrimiento de las aguas lluvias, pero su uso depende del diseñador y las necesidades de cada persona.

Los principales materiales que se utilizan para revestir la cubierta son:

Tejas asfálticas: las tejas asfálticas son flexibles y tienen diferentes terminaciones. Su colocación es sencilla, ya que se adaptan muy fácilmente a la techumbre, además de ser muy resistentes al paso del tiempo. Resisten de buena forma todas las estaciones del año.

Teja de arcilla: esta teja es la que mayormente se ve en las viviendas. Son tejas muy económicas y duraderas. El detalle está en que son frágiles, ya que no soportan grandes pesos ni golpes.

Teja de pizarra: son construidas de rocas y son bastante convenientes cuando se requiere de un elemento durable y resistente. Pese a su alto precio, perduran en el tiempo y dan una buena apariencia a la techumbre.

Cubiertas metálicas: son láminas de acero delgadas. Gracias al recubrimiento de zinc y aluminio son muy resistentes a la corrosión. Es una buena opción a la a la hora de cubrir la techumbre debido a que se puede cortar y perforar con herramientas comunes y de fácil acceso.

Policarbonato: las láminas de policarbonato son resistentes a las condiciones climáticas, livianas y duraderas en el tiempo. Generalmente se usan cuando se desea poder mirar a través de la estructura y necesitamos luz solar.

#Tags


Seguir leyendo