Transfórmate en el perito de los muebles de cocina

Autor: SODIMAC

Elegir el material adecuado para remodelar o diseñar el mobiliario es fundamental para que el proyecto dure, quede firme y tenga un atractivo diseño.


Las cocinas son el lugar con mayor uso de una casa, ya que soportan la exposición a grasas, vapor, humedad y calor. Por ello, cuando nos piden un trabajo para armar sus muebles, es necesario elegir materiales adecuados e innovadores.

Para estructuras de madera, el uso común de terciados o aglomerados influyen en el peso y distribución interior que podrá soportar un mueble, por lo que el uso de melamina es una buena alternativa considerando su relación peso/resistencia, soporte a la humedad, variedad de diseños y facilidad para limpiar.

No obstante, si se trata de un mueble colgante, deberá ser más delgada que para uno de tipo isla. Las repisas también requieren melaminas gruesas.

Para enfrentar su deterioro es recomendable elegir las más innovadoras, que tengan cubiertas por una o dos caras y con protección antimicrobiana.

muebles-6

El trabajo en cubiertas y detalles

Las cubiertas son otra preocupación: termoformado, granito, mármol, cuarzo o madera, son las alternativas para resistir el calor, el derrame de líquidos y la humedad.

El termoformado tiene la ventaja del costo y que es fácil de adaptar a distintas formas; mientras que el granito y el cuarzo tienen mejor resistencia y durabilidad, pero son más caros.

Entre las novedades, el ‘Silestone’ y el ‘Corian’ logran resistencia y total impermeabilidad. El primero destaca por su baja absorción de líquidos, alta resistencia a los ácidos y grasas y no se raya. El segundo, por su parte, es impermeable, no se raya, es sólido, homogéneo y cálido al tacto.

Adicionalmente, las bisagras con freno o correderas con cierre suave para cajones, son determinantes si se quiere alargar la vida útil de cajones y puertas.

Y, para un acabado experto, lo ideal es instalar un zócalo entre el borde del mueble y el piso, ya que esta zona es una de las que se deteriora más rápidamente por la limpieza constante, que usualmente se realiza con traperos húmedos.

Hay que recordar que los zócalos son una fina terminación que permite cuidar nuestros muebles, los que pueden ser de materiales como el metal, PVC, e incluso de madera (cuando se quiere combinar con puertas de madera o el piso).

Seguir leyendo