Vestimenta adecuada e hidratación: las claves para trabajar expuesto al calor

Autor: Iván Urbina

En muchas zonas del país se sobrepasarían los promedios de temperaturas máximas durante este verano. Por ello, es importante que conozca las consecuencias de la alta exposición solar y cómo poder evitarla.


Un verano mucho más caluroso de lo normal en muchos sectores de nuestro país es lo que pronostica la Dirección Meteorológica de Chile en su Informe Mensual de Tendencias Climáticas. En la zona norte, por ejemplo, las temperaturas sobrepasarían el promedio, por lo que el autocuidado personal para prevenir las consecuencias de la exposición al sol debe ser algo primordial.

Los maestros de la construcción suelen trabajar expuestos al sol durante largas jornadas, y, por lo tanto, siempre deben considerar las medidas preventivas necesarias para evitar malestares asociados como la insolación o la deshidratación.

Según el equipo de especialistas de Mutual de Seguridad, las consecuencias de la exposición por más de 3 horas seguidas pueden venir de dos factores principales: la radiación ultravioleta o el estrés térmico.

“Entre las consecuencias de la exposición a radiación ultravioleta están las lesiones o alteraciones, principalmente en ojos y piel; alteraciones de la respuesta inmune hasta fotoenvejecimiento; tumores malignos de piel y cataratas a nivel ocular”, señalaron desde la entidad a La Cuarta Constructor.

Agregaron que el estrés térmico por la exposición al calor intenso puede provocar “erupciones cutáneas, calambres, desmayos, deshidratación, agotamiento o hasta golpes de calor”.

La importancia del agua

Una de las enfermedades más complejas que puede provocar el calor es la deshidratación. Este malestar puede generar desde dolores de cabeza hasta alteraciones neurológicas, pero prevenirlo es tan fácil como beber al menos dos litros de agua cada día.

“En una persona adulta, se recomienda consumir al menos 2 a 2,5 litros de agua al día para compensar la pérdida de agua a través de la orina, heces y transpiración. No se debe esperar a tener sensación de sed para consumir”, aseguraron desde Mutual, recomendando el consumo de agua no desmineralizada.

Pero no solo se trata de hidratarse, porque la exposición al sol también puede traer consecuencias gravísimas para la piel, como quemaduras de alto grado, insolación o cáncer.

La vestimenta para trabajar en construcción debe contemplar, según la empresa de seguridad: “ropa de colores claros, telas delgadas, camisas o camisetas holgadas de manga larga, pantalón largo, zapatos cerrados, casco o sombrero de ala ancha que de sombra sobre la nariz y las orejas, guantes y un paño de legionario colgando del casco para proteger la zona cervical del cuello”.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo