Guardia del BCI: “Varios clientes y hasta mis colegas me dicen que soy igual a Amarillito”

ALEJANDRO MAREGATTI GUARDIA BCI QUE SE PARECE AL LOGO DE BCI

Alejandro Maregatti se toma con humor su evidente parecido al personaje animado de la entidad financiera. “Yo soy más simpático y alto”, dice.


Como salido del comercial, solo que menos amarillo que el más chico de los personajes publicitarios del Banco BCI, Alejandro Maregatti (65) pone toda su atención y amabilidad como guardia en la entidad financiera.

“Llevo casi 40 años en el BCI, entré el 14 de enero de 1980. Siempre he estado en el mismo banco y en la Región Metropolitana. Me he cambiado de sucursal, pero siempre en la capital”, señala Maregatti.

Fue el año 2004 cuando hicieron su estreno en sociedad Los Monólogos, los coloridos personajes de la entidad financiera que le dan alegría a la fila frente a la caja. “Amarillito” fue el primero en nacer, representando la trayectoria y el liderazgo. Luego se sumaron “Rojo”, que simboliza la diversión y la alegría; “Azul”, con la confianza y empatía; y “Verde” mostrando apoyo e innovación.

– ¿Se encuentra parecido a “Amarillito” cuando se mira al espejo?

Varias personas me han dicho que me parezco. Mis colegas me han dicho que soy igual, pero yo me lo tomo para la broma y liviano, ya que tampoco se trata de ser grave y enojarse. Soy idéntico y hartos clientes me han dicho también que me parezco. Dicen que soy su clon exacto, pero yo soy más simpático y alto.

– ¿Qué tal la pega en la sucursal?

Nunca me ha pasado algún problema o percance en el trabajo, y siempre he sentido el apoyo de mi familia.

– ¿Ha tenido algún minuto de fama?

Cuando trabajé en la sucursal de Vitacura filmé un comercial para el banco. Fue entretenido, todo un día sábado grabando, había una modelo argentina, un modelo brasileño y varios extras. Podría decirse que este es mi segundo minuto de fama.

– ¿La gente le pide fotos cuando van a hacer sus giros y depósitos?

Pocas, pero tengo. Hay que tomarse la vida con alegría.

El hombre vestido de azul tiene harto contacto con la gente y no tiene problemas en guiar a quienes se enredan entre tanta cifra y papeleo bancario.

“Hay que tener siempre la mejor disposición con los clientes, y esa es la actitud que siempre he tenido en el banco”, agrega el atento Maregatti, en la sucursal de Santa Isabel con Portugal, en Santiago Centro.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo