Imputados en caso Cangri están libres a un año de su muerte

TELECOMUNICACIONES - CANAL 13 - DOCUREALITY - LOS PERLAS - SEBASTIAN LEIVA - CANGRI - PUBLICADA - La Cuarta - 20170119

La Fiscalía de Maipú estableció que viajaban a intercambiar un auto por droga o plata, mientras que en Bolivia un civil y dos policías esperan juicio en sus casas.


La noticia golpeó al país. En el sector de cerro Apacheta, en pleno desierto boliviano, fue hallado el cuerpo de Sebastián “Cangri” Leiva junto al de Germán Gundián (44). Era el 24 de febrero de 2019.

El ex chico reality de 26 años y su acompañante estaban intoxicados con una sustancia no determinada y habían muerto de hipotermia. Sólo un chileno logró sobrevivir a la inclemencia del desierto: Sebastián Cornejo. Partía así un caso policial que hasta hoy está cubierto por un manto de misterio.

Viaje

El 18 de febrero pasado, antes de la desaparición del “Cangri”, Cornejo se encontraba en Iquique tratando de vender una camioneta obtenida de una estafa.

El sujeto le contó a la PDI que conoció a Leiva en 2018 y que fue en su casa donde vio por primera vez a Gundián, quien le habló del negocio de la venta ilegal de autos.

El 19 de febrero, Gundián viajó con el amigo del “Dash” y Sebastián Cornejo hacia Bolivia, acompañados por dos “chuteros” bolivianos, quienes conocían los pasos fronterizos no habilitados y están vinculados con la red de corrupción de la zona.

“Logramos establecer que efectivamente iban rumbo a Bolivia a objeto de intercambiar este vehículo por droga o dinero, eso está acreditado. Lo que aún está en un manto de misterio es qué ocurre después del 23 de febrero”, declaró el fiscal del caso, Tufit Budafel.

RELATO

De acuerdo a Cornejo, quien actualmente está en prisión por otras causas , en el trayecto Gundián le indicó que no tenía señal de teléfono y le pidió detener la Toyota Land Cruiser de color rojo para orinar.

“Así que frené, instante en que Germán desciende de la camioneta, oportunidad en que uno de los bolivianos que iba sentado atrás mío me apuntala con un arma fuego de bajo calibre, así que comencé a forcejear, mientras que el Cangri, que estaba de copiloto, bajó y comenzó a correr refugiándose (…) logré bajar mientras que forcejeaba y corrí hacia la parte posterior del vehículo para sacar mis cosas (…) los bolivianos se van en el vehículo con la puerta posterior abierta, dejándonos tirados en medio del desierto”.

“Caminamos todo el día y no pudimos comunicarnos con nadie, porque nuestros celulares se habían quedado en el vehículo. (…) En horas de la noche se oscureció todo, así que comenzamos a descansar con nuestros cuerpos apegados para evitar el frío, pero no pudimos dormir por el frío y los calambres”. añadió.

Aseguró que “Cangri y Cornejo se quedaron sentados, mientras él siguió caminando hasta que fue socorrido por bolivianos. Permaneció prófugo hasta que lo detuvieron por otros delitos.

Caída

En marzo de 2019, fue detenido en Bolivia Narciso Vilca Esquivel, alias el “Lulo”, quien tenía en su poder la camioneta en la que viajaba “Cangri”. También fueron aprendidos y dados de baja cinco policías de ese país por su presunta participación en la compra de autos que metían a la mala desde Chile.

El abogado Raúl Sandoval representó al “Lulo” y ahora se encuentra a cargo de la defensa de dos policías imputados: Alfredo Flores y Alfredo Pérez Aquino. Todos están libres.

“En la etapa de investigación una persona que ha sido detenida puede salir con garantía, y eso es lo que está pasando con los dos policías y Narciso Vilca. Están esperando para cuando existan suficientes elementos, se somentan a juicio y se determine la sanción legal”, explicó a La Cuarta.

“Mis representados tienen irreprochable conducta anterior. Estas tres personas (los chilenos) se dedicaban a cosas que eran ilícitas en Bolivia como también en Chile. Los chilenos tienen antecedentes en su país, no así Narciso y los policías”, añadió.

La familia y el círculo cercano de “Cangri” prefirieron mantener el hermetismo, a la espera del juicio que aún no tiene fecha.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo