María Luisa Godoy

María Luisa Godoy

Animadora de televisión, conductora del matinal "Muy buenos días a todos"

La Cuarta Mujeres

La depresión, una enfermedad silenciosa


A veces, el ritmo agitado que llevamos nos impide meditar acerca de cifras alarmantes. ¿Sabían ustedes que Chile lidera el Ranking Mundial con el mayor número de personas que sufre de depresión?

En nuestro país, esta enfermedad la padece el 17,5% de la población y es la responsable del 26% de las licencias médicas que se emiten al año. Ya el año pasado, el encargado de la OMS para este rincón del cono sur, Roberto del Águila, había puesto el acento en esta patología que “se ha invisibilizado y que podría explotarnos en las manos”.

De inmediato surge la interrogante, ¿de qué se trata este desorden mental? ¿Toda tristeza es una depresión? Conversando con varios sicólogos amigos llegué a la conclusión que es normal que después de un mal momento uno se sienta decaído y sin mucha motivación. Sin embargo, hay que saber diferenciar entre un episodio común de tristeza con esta enfermedad mental.

Otro de los datos preocupantes es que de los “depresivos” sólo un 5% accede a tratamientos, ya que la depresión no es vista como una enfermedad, por un porcentaje considerable de la población, y muchas veces se piensa que los síntomas que se presentan son “comprensibles” por alguna “pena” o evento triste que se haya vivido.

Algunos de los indicios de la depresión son tristeza, acompañada de un enorme sentimiento de vacío o pérdida de interés en actividades que anteriormente se disfrutaban.

Si el episodio es grave el enfermo se aísla, con lo cual se acelera el proceso, y obviamente deja de cumplir con sus rutinas laborales y sociales. Hay otro tipo de depresión que está asociada con el trastorno afectivo bipolar. Se caracteriza por episodios maníacos y depresivos separados; pero aquello es un cuadro más complejo que debe tratar un profesional competente. La intención de mi columna es tratar de que todas, todos y todes tomemos conciencia y no dejemos que una lágrima ahogue o cubra una preocupante enfermedad. De lo contrario, sería una pena…

Top de La Cuarta

Seguir leyendo