Hito 19: Ahora sabemos cómo se quiere en Chile a Arley Mendez

Autor: Pavel Burton

El pesista cubano se convirtió en el símbolo de los “nacionalizados”, que no sólo nos dieron medallas, sino también otra razón de orgullo.


En los últimos 15 años, Chile ha vivido uno de los procesos migratorios más grandes de toda su historia. Si antes eran los peruanos y argentinos quienes copaban las visas de residencia, ahora los extranjeros se diversifican a más países como Colombia, Venezuela, Haití o República Dominicana.

Hoy en día son más de un millón los inmigrantes avecindados, de los cuales muchos se desempeñan en el comercio. Sin embargo, hay otro grupo no menor, que por genética y condiciones decidió probar suerte en el deporte.

A pesar de que muchos mantienen el pasaporte de sus respectivos países, otros cumplieron con los requisitos de residencia definitiva y obtuvieron la nacionalidad para representar a Chile en competencias internacionales. Atletas como Arley Méndez y Yasmani Acosta, ambos de origen cubano, recibieron el carné nacional y hoy asoman como cartas probables de medallas en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

El caso de Arley, eso sí, da para novela. El reciente medallista de oro en el Mundial de levantamiento de pesas en serie 89 kilos es el mayor ejemplo de perseverancia y trabajo. El deportista de 24 años llegó a Chile en 2013, para competir por Cuba en un Panamericano de halterofilia en Santiago y terminó quedándose.

Méndez desertó de la isla, dejó a su familia y se radicó en Iquique. Después de vivir tres años indocumentado, obtuvo los papeles de residencia y recibió la nacionalidad por gracia por parte del Senado. Pero las cosas no estuvieron exentas de problemas, porque en los Juegos Bolivarianos de 2017 le fueron despojadas tres medallas de oro por no acreditar reglamentariamente su nueva ciudadanía.

Pero el caribeño no claudicó y se colgó tres doradas más en el Mundial efectuado en California. “Me saqué la chucha entrenando y ahí están los resultados”, decía Arley en aquella oportunidad. Y es que claro, su mentalidad ganadora lo ponen en un escenario que ilusiona, reflejando además los frutos de una inmigración que también coloca al deporte nacional en la órbita mundial.

Otro ejemplo de éxito en los foráneos llegados a Chile lo tiene Yasmani Acosta, también cubano, pero en la disciplina de lucha grecorromana. Para el deportista de 30 años, quien también obtuvo la nacionalidad por gracia el 2017, el hecho de que cada vez lleguen más inmigrantes a suelo nacional puede ser un impulso para obtener mejores logros deportivos.

“Es un beneficio en todo sentido creo yo. Porque llega gente de todos lados, por lo que se diversifican las opciones de tener más representantes en otras disciplinas”, señala.

Respecto a la obtención de la nacionalidad, Yasmani admite que “nunca es fácil, porque te piden muchos papeles y etapas que cumplir, pero vale la pena”.

Eduard Bello: la figura venezolana de Deportes Antofagasta

El fútbol no se ha quedado ajeno a la llegada de jugadores foráneos. A pesar de que los argentinos siguen siendo mayoría en nuestro balompié, en el último año llegaron futbolistas desde países que no acostumbraban ser habituales en nuestro terruño. Es el caso de Venezuela, que tiene en el mediocampista Eduard Bello su mejor exponente en Chile. El llanero de 23 años arribó al país a comienzos de 2018, teniendo su primera experiencia internacional en Club Deportes Antofagasta, donde ha destacado como el mejor de su equipo y actualmente es el cuarto goleador del torneo, con 13 goles. Bello se suma así a Soteldo y Pernía como los “vinotintos” de nuestro fútbol.

El panameño que se deja querer por los equipos grandes

abriel Torres ha sido uno de los jugadores revelación del actual torneo chileno. Al igual que Eduard Bello, el panameño es uno de los goleadores del campeonato con 14 dianas. De 30 años, el “Fantasmita”, como le dicen, disfruta de su gran presente en Huachipato, pero su buen rendimiento ya lo puso en la órbita de los equipos grandes de Santiago. Clubes como Universidad Cató-
lica, la “U” y Colo Colo lo tienen en mente como refuerzo para el 2019, pero el que más posibilidades tiene es el club Popular, quien busca un mayor agente ofensivo de cara al certamen del próximo año.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo