Hito 26: El año en que se perdió el miedo a decir basta a los abusos sexuales

Las denuncias realizadas en Estados Unidos provocaron que actrices chilenas dieran el primer paso para contar su verdad y revelar un mundo de despotismo en lo laboral y personal.


Son pocos los que creerían que las denuncias por abuso sexual contra el director de cine Harvey Weinstein, hechas el 2017 en Estados Unidos, cambiarían el switch de miles de personas, en especial de mujeres en todo el mundo.

Fue ese el primer paso dentro de un movimiento denominado #MeToo, que rompió todas las fronteras e hizo perder el miedo a denunciar los abusos de poder y sexuales, el que en cosa de meses les dio el impulso a actrices chilenas a contar su verdad y que por años fue ocultada.

La barrera en Chile se rompió y no es de extrañarse que viniera desde el mundo de las artes y el espectáculo. Esto fue con una denuncia en donde siete actrices contaban que Herval Abreu, hombre cabeza de las teleseries de Canal 13, habría acosado y abusado sexualmente en su departamento, donde sus denominados talleres se realizaban hasta altas horas de la noche.

Sería este el primer caso de una serie de denuncias, en su mayoría en formato de reportaje periodístico, ya que muchos aún desconfían en lo que pueda hacer la justicia, ya que son casos que son difíciles de comprobar.

Sin embargo, la Fiscalía Oriente decidió investigar de oficio, ya que las denuncias que se le imputan a Herval Abreu o Nicolás López, otro de los bullados casos, implican un delito, el cual podría sentar un precedente.

En caso de comprobarse alguno de estos delitos podría sentarse un precedente en nuestro país, tal como lo ocurrió en Estados Unidos el caso de Bill Cosby, quien estará en prisión entre 3 y 10 años, demostrando que vale la pena denunciar, aunque haya pasado tiempo del suceso.

“Hay que trabajar por una justicia más reparatoria”

Las denuncias realizadas llegan con un trabajo social que se viene realizando hace tiempo. Así lo cuenta María José Guerrero, presidenta del Observatorio Contra el Acoso Callejero: “Hay una base más sensibilizada, a pesar de que a muchas se les cuestionó el por qué denunciar después de tanto tiempo y no antes”.

La relevancia que han alcanzado las denuncias a nivel público, según María José, “mas que cambiar los paradigmas refuerzan un poco la idea de que no seguiremos tolerando la violencia sexual de manera general”.

Desde el OCAC creen en la importan-tancia de denunciar en todas las circunstancias posibles. “Esto ha develado la brutalidad de la frecuencia e impunidad que tiene, porque en la mayoría de las denuncias se cuenta que sabía gente de la producción, amigos cercanos o colegas de los medios comunicacionales, y que se les bajo el perfil y no se hizo nada”.

¿Por qué fue tema? La importancia de denunciar y no guardar silencio

Las denuncias por abuso sexual en nuestro país por parte de actrices y otras mujeres ligadas a las áreas dramáticas tiene un trasfondo mucho mayor al que se pueda conseguir con una condena a los agresores.

La sociedad chilena cambió. Que estas mujeres sacaran la voz no sólo las hizo perder el miedo a ellas, pues son muchas las chilenas que han entendido que ellas no son las culpables por haber sido abusadas, sino que son víctimas de personas que no han actuado correctamente.

El abuso de poder y sexual ya no tiene manga ancha, ya no se oculta bajo la alfombra, ni es silenciado con amenazas de que nunca más se podrá encontrar trabajo. Las chilenas no aceptarán estas conductas y están alerta, agrupadas y más fuertes que nunca, porque el #MeToo es una fuerza mundial, donde todas juntas se defenderán de estos delitos.

Casos que marcaron las denuncias

Herval Abreu: #El zar de las teleseries” fue el primero

Siete fueron las mujeres que alzaron la voz en el caso que abrió los ojos de Chile. Durante el proceso investigativo ha declarado que “antes, para todos era un tipo cercano, ‘de piel’, ¿y ahora resulta que abusaba de poder y gente adulta se sentía obligada a ir a mi casa?”.

Nicolás López: “Qué pena…” se transformó en algo real

Son 11 los testimonios que hablan sobre abuso y acoso sexual por parte del director de cine. Es quizás el caso más bullado por el calibre de los testimonios y la insistencia de López por su inocencia. Un caso que avanza y que el 22 de noviembre lo tendrá declarando.

Roberto Farías: El actor que se autodenunció tras ser acusado

Denunciado por Catalina Bianchi, ha sido el más enfático en su inocencia. El actor respondióen Instagram a las acusaciones y no dudó en autodenunciarse. “Doy de manera libre y voluntaria inicio a que el aparataje de persecución penal opere y se investigue a cabalidad quién mintió”, dijo.

Tito Fernández: El Temucano y su momento más oscuro

“Me obligó a jurar tener siete encuentros sexuales más con él, amenazándome todo el tiempo con aplicar castigos si decidía desobedecerlo o relatar lo sucedido”, es lo que dice la denunciante sobre Tito, encargado del Centro Integral de Estudios Metafísicos.

Raúl Osorio: Una denuncia que no pierde vigencia

Loreto Valenzuela denunció que el director de teatro abusó de ella en 1979, cuando ella sólo tenía 23 años y ensayaba para la obra para el estreno de Tres Marías y una Rosa. “Me daba besos, me besaba en la boca y me daba mucho asco”, contó.

Sabados Gigantes: Los oscuros secretos del Clan Infantil

Lo que antes se había comentado en un libro, Natalia Valdebenito lo confirmó. En el Clan Infantil de Sábados Gigantes hubo abusos sexuales, un camarógrafo ya fallecido es indicado como uno de los casos, aunque se habla de otros hechos.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo