Hito 28: A un año de la ley de aborto: habla el médico que realizó primera intervención

Autor: Seigi Miranda

La reforma más arriesgada de la ex Presidenta Bachelet ha dejado caídos en el camino, polémicas en el Congreso, en los centros de salud y en las familias.


El 5 de octubre es una fecha siempre importante en la historia de los chilenos. Hace 30 años se realizó el plebiscito que permitió el retorno a la democracia y hace un año se practicó el primer aborto tras la aprobación de la ley que lo despenalizaba en tres causales.

Ese jueves, 12 días después de la aprobación de la ley, el doctor Gonzalo Rubio llegó más temprano que nunca al Hospital San José de la comuna de Independencia. Esa sería la primera intervención bajo el imperio de la nueva norma.

Se trataba de una pequeña de 12 años que había sido violada en Castro, Chiloé.

Previamente el médico fue contactado por el Ministerio de Salud para pedirle que atendiera a la niña, pues en Puerto Montt no había quien la viera. Los profesionales de ese centro asistencial alegaron que no había un protocolo claro.

La menor fue trasladada a Santiago. “Cuando me enteré de esto pensé… el sistema le falló antes, le volvemos a fallar ahora y la volvemos a victimizar”, contó el doctor con la serenidad que le ha dado el tiempo transcurrido.

Contó que se tomaron todas las medidas para no asustar a la niña que llegó abrazada de un peluche. Ha pedido de ella ingresó al hospital en una camilla y tapada con una sábana. No quería que la vieran.

El doctor relató que el procedimiento fue hecho en absoluto silencio. Más tarde reveló su experiencia a la Revista el Sábado del Mercurio. Tras la publicación, le pusieron apodos y lo atacaron por redes sociales; incluso circuló una imagen de él con las manos llenas de sangre.

“La verdad es que no soy un doctor abortivo ni un héroe. Soy un profesional y la objeción de consciencia no tiene que ser obstrucción”, aclaró el doctor Rubio.

Agregó que “respeto a la mujer que pone en riesgo su vida para que su hijo nazca y también a la que prefiere no correr el riesgo porque tiene otros hijos en casa”, indicó.

Lo más paradojal “es que hoy es más fácil que las nuevas generaciones hablen libremente del aborto con sus abuelas porque nuestro país tenía una visión distinta hace 30 años, antes de la dictadura”.

La historia

Chile fue hasta el 2017 unos de los pocos países que consideraba el aborto un acto ilegal en todos los casos. Fue definido como delito en el Código Penal de 1874. En 1931 se establecieron excepciones con fines terapéuticos en el Código Sanitario y se mantuvo igual hasta que en 1989 se volvió a penalizar en todos los casos.

En el 2015, bajo el gobierno de Michelle Bachelet se ingresó el proyecto que se transformó en una de sus reformas arriesgada. Ese mismo año cobró su primera víctima; la ministra de Salud Helia Molina, quien enfrentó a los opositores con el argumento que en Chile se practicaba el aborto en las clínicas privadas desde siempre.

Finalmente, y tras una compleja discusión y un recurso en el Tribunal Constitucional, la ley se aprobó el 3 de agosto del 2017 y fue publicada en el Diario Oficial en septiembre del mismo año.

Pero no todo estaba dicho porque hubo muchas dificultades en la aplicación de la norma. ¿Cuáles son? De los 69 hospitales habilitados para practicar abortos, en 41 al menos los médicos son objetores en alguna de las tres causales. La situación se vuelve dramática cuando sólo se trata de la violación.

El pasado 7 de noviembre comenzó a regir el protocolo que establece la forma en cómo las personas e instituciones pueden negarse a interrumpir embarazos.

En el caso de los establecimientos privados que reciban aporte del Estado y que quieran declararse objetores de conciencia, deberán dejar de recibir esos recursos. Diputados de Evópoli anunciaron que recurrirán al Tribunal Constitucional.

Los cambios del sector público de salud

Siempre que se realizan cambios como los establecidos en esta ley, “implica una modificación en la forma de hacer las cosas, señaló el doctor Mario Paublo, asesor del subsecretario de Redes Asistenciales del Minsal.

“Inicialmente experimentamos algunas dificultades relacionadas con la información y conocimiento respecto de la nueva legislación, propio de un proceso que trae consigo un cambio de paradigma como éste”, aclaró el médico.

Agregó que primero elaboraron documentos “que permiten que la prestación de interrupción del embarazo sea exigible en toda la red de salud”.

También fortalecieron el recurso humano provisionando cargos destinados para al Programa de Acompañamiento para los 69 Centros de Alto Riesgo Obstétrico de la Red Pública de Salud.

Las naciones y situación ante el aborto

Más del 60 % de la población mundial vive en países donde el aborto es permitido con y sin restricción. El 26 % reside en países donde el aborto está prohibido de manera general. Estos son algunos ejemplos:

Argentina: Pese a sus leyes progresistas, acá el aborto sigue siendo un delito.

EEUU: Permitido para proteger la salud de la madre, inviabilidad del feto, violación y factores socioeconómicos.

Alemania: Legal en todos los casos con restricción del tiempo de embarazo.

Malta: Esta penalizado absolutamente.

China: Permitido para proteger la salud de la madre, inviabilidad del feto, violación y factores socioeconómicos.

Irán: Es legal si está en juego la vida de la madre

¿Por qué fue tema? La ley de aborto en las 3 causales sacudió la sociedad chilena

El debate legislativo que antecedió a la aprobación de la Ley de Aborto en las tres causales no sólo significó terminar con 30 años de una norma punitiva del tema, sino que además instaló una discusión a nivel social, explicó Camilla Maturana, abogada de la Corporación Humanas.

Para la profesional, que participó en la incidencia legislativa, la despenalización parcial del aborto aún tiene un camino que recorrer, pero significó reconocer los derechos de la mujer sobre su cuerpo.

Las profundas diferencias de la sociedad chilena han provocado dificultades en su implementación, como la objeción de conciencia y actos violentos irracionales, como fue la agresión que sufrieron algunas mujeres que participaban en una marcha por el aborto libre, en julio del 2018.

Las frases para el bronce

“Legalizar la eugenesia significa que se acabó la Teletón, significa que se acabaron los niños con discapacidad”, Gustavo Hasbún, UDI.

“Estoy segura de que si los hombres parieran el aborto hubiese sido libre desde hace mucho tiempo”, Camila Vallejo, Diputada PC.

“Por lo menos el gobierno militar mataba gente grande“, René Manuel García, Diputado RN.

“Hay mujeres embarazadas que fueron desaparecidas. No pueden los representantes políticos de estos criminales venir a apuntar con el dedo a las mujeres”, Karol Cariola, Diputada PC.

“Para muchos el aborto es legítimo porque la mujer es dueña de su cuerpo, con ello no hay mucho que hacer porque no los vamos a convencer”, José Antonio Kast, Ex candidato presidencial.

“En estas situaciones excepcionales son las mujeres quienes enfrentadas a esta cuestión deberán resolver”, Sergio Espejo, Diputado DC.

“Qué pasa si hay una investigación de esa violación y se determina que no hubo violación? El aborto ya se cometió”, Gonzalo Fuenzalida, Diputado RN.

“Una mujer violada no está en libertad de pensar libremente”, Iván Flores, Diputado DC

“No siendo abortista, en ninguna de las tres causales, es lo que yo creo. Entiendo que una mujer y su familia pueden tomar otra opción”, Giorgio Jackson, Diputado RD

“Quienes hoy se dicen provida, históricamente han impedido que en las escuelas se enseñe educación sexual”, Alejandra Sepúlveda, Diputada independiente.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo