Hito 3: La inmigración le cambió la cara al país

Hay más de un millón de extranjeros radicados en Chile, lo que representa un tremendo desafío para las políticas públicas.


Se acuerda cuando uno se daba vuelta en la calle a mirar a algún afrodescendiente, por la poca cantidad que había en Chile? ¿O cuando escuchar otro acento en los medios de transporte era una curiosidad?

Eso cambió, y principalmente por la migración venezolana debido a la crisis político social de eses país, la pobreza crónica de Haití y las oportunidades laborales que otros inmigrantes ven en el norte grande.

Entre el 2014 y el 2017 en Chile aumentó en un 232% el número de inmigrantes: pasó de 416.082 a 1.119.227, lo que ubica la tasa de inmigración en un 5,5% de la población.

Venezolanos

Tan significativa ha sido la llegada de venezolanos que se convirtieron en la comunidad de inmigrantes más grande de Chile, dejando en segundo lugar a los peruanos, cuya masiva llegada a principios de siglo motivó hasta desubicados chistes debido a su costumbre de reunirse en la Plaza de Armas de Santiago.

Si el año pasado llegaron al país 177.347 venezolanos, este año, sólo en el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de julio, arribaron a Chile 147.429.

En el caso de la migración haitiana vivió su mayor tráfico el año pasado, cuando su número superó las 200 mil personas. Pero desde que el actual gobierno subió los requisitos se detuvo en seco: ahora hacen fila para inscribirse en el programa de retorno voluntario, donde el Estado chileno se pone con los pasajes de retorno, con la condicion de que no vuelvan en nueve años.

Otro punto que poco se conoce es el aporte económico de los extranjeros al Fisco, que entre el 2010 y el 2017 por el pago de derechos de visas (estudiantes, turistas, laborales), residencia definitiva y nacionalidad, además del pago de multas, aportaron 200 millones de dólares. Y sólo durante lo que va de este año la cifra se eleva a los 30 millones de la divisa gringa.

El jefe de extranjería, Álvaro Bellolio, tiene la película clara.

“Chile fue, es y será un país formado por migrantes, pero nunca en nuestra historia habíamos tenido tantos extranjeros viviendo en nuestro país. Hoy más de un millón de extranjeros comparten con nosotros y 700 mil llegaron -y se quedaron- entre 2015 y el 2017. Esto significa que en tres años se instaló un “nuevo Concepción” y no hubo ninguna respuesta desde el gobierno (anterior) en su minuto ante este cambio.

Los desafíos son claros, como facilitar la obtención del RUT, cosa que se plantea a través del nuevo proyecto de ley para que todo extranjero no turista tenga su carné al día”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo