Estados Unidos trabajo

Casi 17 millones de estadounidenses se quedan sin trabajo por culpa del coronavirus

Spencer Platt / Getty Images / AFP.

Autor: AP

Se estima que alrededor de medio billón de personas en todo el mundo podrían ser empujadas a la pobreza si las naciones más ricas no toman medidas urgentes.


La asombrosa cifra de 16,8 millones de estadounidenses que se quedaron sin empleo en solo tres semanas, subraya la velocidad aterradora con la que el brote de coronavirus ha llevado a las economías mundiales a un punto muerto.

Las cifras publicadas el jueves por la economía más grande del mundo mostraron que 6,6 millones de trabajadores estadounidenses solicitaron el seguro por desempleo la semana pasada, además de más de 10 millones en las dos semanas anteriores.

Eso significa que más de uno de cada 10 trabajadores estadounidenses se han visto obligados a dejar el trabajo desde que se produjo la crisis.

Aumento de la pobreza

Las cifras reales podrían ser aún mayores porque el aumento de las solicitudes del seguro de desempleo abruman a las oficinas estatales de recursos humanos en todo el país.

La tasa de desocupación de Estados Unidos en abril podría alcanzar el 15%, un número que no se veía desde los años de la Gran Depresión de 1929.

La organización de ayuda Oxfam Internacional advirtió sobre un aumento inminente en la pobreza global, estimando que alrededor de medio billón de personas en todo el mundo podrían ser empujadas a la pobreza si las naciones más ricas no toman medidas urgentes.

«Nadie vuelva a darse la mano»

El doctor Anthony Fauci, el principal experto estadounidense en enfermedades infecciosas, dijo que la epidemia exigirá cambios permanentes en el comportamiento de las personas hasta que se desarrolle una vacuna.

Agregó que las personas deberían lavarse las manos constantemente y que los enfermos no deberían ir a la escuela o al trabajo. «Nadie vuelva a darse la mano», dijo. «Quiero decir, parece una locura, pero así es como debe ser hasta que lleguemos a un punto en el que sepamos que la población está protegida».

También derribó las esperanzas de que el tiempo más cálido de la primavera en el hemisferio norte pondría fin a la crisis.

Esta nación de consumidores y viajeros despreocupados está hoy confinada, lo que detuvo casi por completo a la economía.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo