Chofer de Uber dio marcha atrás para evitar un robo, atropelló a su pasajera y la mató

Autor: La Cuarta

La maestra auxiliar de un jardín infantil estaba a punto de subirse al vehículo, cuando el conductor debió maniobrar para evitar el delito. El hijo de 16 de la mujer presenció la tragedia.


El conductor de un auto de Uber protagonizó un trágico accidente en las últimas horas en la localidad de Bernal Oeste, provincia de Buenos Aires, Argentina.

Mientras esperaba a la pasajera que había contratado sus servicio de transporte, el hombre creyó que iban a asaltarlo y retrocedió a toda velocidad. La maniobra hizo que, por accidente, atropellara y matara a la mujer que estaba por subir al auto.

El hecho ocurrió en la Calle 185 el martes (16 de marzo) por la tarde. La víctima era Andrea Gómez, de 46 años, una maestra auxiliar del Jardín 967. Su hijo de 16 años presenció el trágico suceso que hizo a la mujer ser arrastrada media cuadra por el vehículo, según ha relatado la prensa argentina.

La noticia golpeó duramente a la comunidad educativa. Desde el gremio de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), al que Gómez pertenecía, expresaron sus condolencias. “Desde ATE Quilmes lamentamos profundamente el trágico fallecimiento de nuestra compañera Andrea Gómez”, publicaron en Facebook. “Enviamos nuestra más sinceras condolencias a sus familiares y amigos”.

Más detalles

Según información de fuentes policiales, el conductor, identificado como Néstor Morato, reaccionó con una brusca maniobra luego de que lo interceptara un vehículo, mientras aguardaba a la mujer en una Ford Eco Sport roja.

El auto en que iban los potenciales ladrones se ubicó de forma transversal para impedirle el paso y bajaron tres hombres, aparentemente con la intención de robar.  Al menos uno, habría estaba armado.

En ese momento, Morato aceleró marcha atrás sin darse cuenta de que estaba la víctima justo detrás. Los otros sujetos, al ver la fatalidad que acababa de ocurrir, escaparon sin concretar el ilícito. El hecho quedó parcialmente registrado por una cámara de seguridad.

Cuando llegó la ambulancia, los paramédicos constataron que Gómez ya había muerto.

Así, se abrió una investigación con una doble arista: posible intento de robo y homicidio culposo.

Seguir leyendo