“Hice una cosa increíblemente estúpida”: la confesión de psicópata que violó y asesinó a niña que le negó un beso

Sujeto conoció su condena tras el macabro crimen que no tardó en confesar.
Sujeto conoció su condena tras el macabro crimen que no tardó en confesar.

Sujeto argumentó que la muerte de la menor de 14 años se produjo tras practicar de forma “consentida” el juego de la asfixia. Fue desmentido.

Esta semana, la justicia española dejó en prisión permanente revisable (entre 25 y 35 años tras las rejas) al joven de 25 años que fue declarado culpable de violar y asesinar a una niña de 14 años.

Se trata de un hecho que quedó al descubierto en febrero de 2022, en la pequeña ciudad de Alcalá la Real, tras el hallazgo del cadáver en las ruinas de la Iglesia de Santo Domingo.

Tal como reza la sentencia, el sujeto tendrá prohibido comunicarse por cualquier medio y de aproximarse a la familia de la menor a una distancia no inferior a 500 metros por un período de tiempo de 20 años. Además, se le impone la medida de libertad vigilada durante 20 años consistente en prohibición de residir, entrar o permanecer en la localidad de Alcalá la Real.

En lo que respecta al delito de agresión sexual, se estableció una pena de 15 años de privación de libertad.

Detalles del crimen

Tras cometer el horroroso ataque, fue el propio sujeto quien llamó a la policía para reconocer el hecho. Es por eso que el jurado estimó el atenuante de confesión.

Según el criminal, la muerte de la niña se produjo tras practicar de forma “consentida” el juego de la asfixia y que la violación se produjo cuando la menor ya había fallecido.

Sin embargo, la fiscalía desestimó esta versión del “juego”.

“No es posible matar a una persona por asfixia sin querer y sin darse cuenta por mucho que quiera el acusado”, manifestó, en el juicio, la persecutora a cargo del caso.

Además, la sentencia recoge que se trata de un asesinato alevoso puesto que “la menor no tuvo ninguna posibilidad de defenderse en ese momento” y el acusado ejerció “una anulación completa” de cualquier posibilidad de defensa.

Las forenses encargadas de la autopsia de la niña declararon que la menor murió estrangulada y además fue violada antes de fallecer.

Por si fuera poco, tras el examen psicológico respectivo, se dio a conocer que el autor confeso del hecho padece un “trastorno antisocial de la personalidad”, lo que lo define como un “psicópata” al que “le daba igual ir a la cárcel”.

Durante meses, la familia y comunidad, en general, exigió justicia por el crimen de la niña.
Durante meses, la familia y comunidad, en general, exigió justicia por el crimen de la niña.

Habló el asesino

Durante su declaración en el primer día del juicio, el asesino dijo lo siguiente: “Solo quiero pedirle perdón a mi familia y a mi madre, a la que he hecho sufrir mucho, y especialmente a la familia de Paula, a su madre y a su hermano”.

“Nunca fue mi intención hacerle daño, pero hice una cosa increíblemente estúpida y peligrosa y me arrepiento muchísimo. Lo siento, de verdad. Eso es todo”, concluyó.

De acuerdo a la investigación policial, tras acordar una junta con la niña, el sujeto habría intentado besarla, pero ella se negó. Fue este hecho el que generó su furia: luego de estrangularla y violarla, el sujeto esperó a que muriera para tomarle fotos y enviárselas a un amigo.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA