Encuentran a profesora desaparecida hace 8 años: sus restos estaban en el jardín de su casa

Autor: La Cuarta

Carmen Morales, de 62 años y docente de inglés, llevaba una vida tranquila, sin demasiados amigos en la ciudad. Sin embargo, le gustaban las plantas, el arte y bailar flamenco.


Carmen Morales, de 62 años, era una profesora de inglés que, en sus ratos libres, se dedicaba a cuidar sus plantitas, regándolas, podándolas, quitándoles la maleza.

Vivía sola en una casa ubicada en Ubatuba, en Sao Paulo, Brasil. No tenía hijos y, según sus vecinos, era de pocos amigos en la ciudad. También, le gustaban las manualidades, las artes plásticas y bailaba flamenco.

Era más bien tímida, no se veía demasiado con sus amistades. Eso sí, usaba Facebook con frecuencia.

Un día, el 15 agosto del 2013, desapareció no solo de la red social, sino que todos lados.

Pocas pistas

«Hey, Carmen Morales. ¿Dónde estás? Manda noticias, ¿ok? Estamos todos preocupados», le escribió una amiga en su muro de Facebook. «Carmen, estamos preocupados por tu desaparición, ¡Por favor, manda noticias!», comentó otra persona.

Tras su desaparición, las únicas pistas que ella dejó fueron dos mensajes en la mencionada red social. Primero, Carmen escribió que tenía ganas de irse a vivir a otra ciudad. Luego, publicó que una conocida le había sacado plata de la tarjeta sin su permiso.

Además, una vecina dijo que la casa de Carmen había quedado abierta y que faltaban algunos objetos de valor.

En tanto, su auto lo encontraron botado a varios kilómetros de la casa.

La investigación casi no logró avances; de hecho, en noviembre del 2020, cerraron el caso por falta de indicios concluyentes.

Vuelco

Pero ocho años después de su extraña desaparición, unos inquilinos de la vivienda encontraron sus huesos enterrados en el jardín, informó el portal G1.

La desaparición llevó a que el hermano de Carmen, con el paso del tiempo, se hiciera cargo de la casa, por lo que decidió arrendársela a una familia a través de una agencia inmobiliaria.

Recientemente, los nuevos ocupantes habían decidido hacerle algunas remodelaciones al hogar, particularmente al jardín de la propiedad.

Fueron esos trabajos los que llevaron a encontrar unos huesos, una manta y un sostén.

Luego del aterrador descubrimiento, los forenses determinaron que se trataba de los restos de la profesora.

La autopsia determinó que Carmen posiblemente fue estrangulada, en vista de que no se encontraron rastros de lesiones con arma de fuego.

Tras ello, la Policía ya tendrá a un sospechoso, sin embargo, aún no han precisado de quién se trataría.

Seguir leyendo