Las 7 claves para prevenir enfermedades de verano

La Cuarta y Mutual de Seguridad te ayudan a cuidarte frente a enfermedades estomacales durante el verano. Es fundamental una buena alimentación y medidas preventivas básicas para cuidar nuestra salud.

Los días de febrero se viven con mayor relajo, ya que aún nos queda verano por delante y para qué estamos con cosas, estar de vacaciones es una invitación abierta a disfrutar de las cosas buenas de la vida y una de ellas es comer sin freno; sin pensar muchas veces en la conservación de los alimentos, la cantidad, su preparación, manipulación e higiene. Esta situación puede provocar molestias estomacales, conocidas como “enfermedades entéricas”, las que se manifiestan como gastroenteritis, diarreas menores, cólera, fiebre tifoidea o incluso hepatitis A. Por ello, Mutual de Seguridad junto a La Cuarta entregan las 7 claves para prevenir enfermedades estomacales y evitar los malos ratos.

⦁ Ojo con el calor y el “Care’ Gallo”

Cuando pega fuerte el Sol, las altas temperaturas no solo nos hacen “sudar la gota gorda”, sino que también incrementa el riesgo de que nuestros alimentos se pongan “malena”. En pocas palabras son más propensos a descomponerse y afectar nuestro organismo al consumirlos. Por ello, debemos mantener los productos perecibles bien “heladitos”, ya sea refrigerados o, en su defecto, conservados en neveras con abundante hielo.

⦁ Fíjate en la apariencia de los alimentos

¡Acá las apariencias si importan! Si la comida se ve “fea” o descompuesta, ya sea solo por la vista o por su olor, deshazte de ella y no la consumas. La idea es que siempre que consumas un alimento, sea natural o procesado, te fijes en su estado, ya que podría provocar intoxicaciones.

⦁ La higiene de manos sigue siendo fundamental

Si algo aprendimos en la pandemia es a lavarnos las manitos. Lo entretenido de eso es que la higiene de manos no solo nos cuida del Coronavirus que anda fuerte, sino también de los gérmenes, bacterias y “bichos” que tengan nuestras manos al manipular los alimentos. Recuerda que un ambiente limpio es fundamental para evitar enfermedades.

⦁ Siempre consume alimentos cocidos

A muchos de nosotros nos gustan los alimentos lo más fresco posible, sin embargo, la mejor forma de cuidar la “guatita” es consumir los alimentos bien cocidos, sobre todo pescados y mariscos que en esta época se vuelven los manjares más cotizados en las playas del país.

⦁ Los mariscos cocidos también son sabrosos

Sí, consumir los mariscos recién sacados del mar tiene algo especial, pero para aprovechar las bondades de nuestra comida del mar, los mariscos siempre deben consumirse bien cocidos y no crudos y si, por ejemplo, vas a comer algún ceviche, prefiere estas preparaciones en locales establecidos y que cuenten con todas las condiciones de higiene necesarias para su consumo.

⦁ No te olvides de comer frutas y verduras

En las vacaciones pasamos del asado, a la golosina, después al postre y luego a un completito. Esta conducta de relajo nos hace olvidar que nuestro cuerpo necesita alimentarse de manera adecuada y para eso, el consumo de frutas y verduras es clave para encontrar el equilibrio y no sentir molestias. Recuerda siempre lavarlas, en forma cuidadosa y desinfectarlas con productos destinados para ello.

⦁ Si estas enfermo de la guatita, visita un especialista

En verano es común que las personas se enfermen de la guatita, ya sea por la dieta, manipulación o por consumir alimentos en mal estado, lo que nos provoca múltiples malestares en nuestro cuerpo, incluso algunos graves como infecciones o deshidratación. Frente a eso, no te las des de “Doctor Milagros” y visita un especialista que te dará el tratamiento adecuado para tu enfermedad.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA