Marisol Hernández, la mezzosoprano que hace óperas para niños

Su tiempo lo dedica a su trabajo en el teatro Municipal y a su productora reina Midas, con la cual presenta las obras infantiles.


Como la mayoría de los artistas, Marisol Hernández (37) se dio cuenta de cuál sería la pasión de su vida cuando era una niña. Tras entrar al coro del colegio comenzó a cantar obras líricas, pero fue tras un concurso donde definió que lo suyo sería la ópera.

Actualmente forma parte del teatro Municipal y posee una productora con la que realiza eventos de música clásica y obras líricas para niños.

– ¿Por qué te dedicas a la ópera?

-Yo vivía en Iquique y se restauró el Teatro Municipal. Llamaron a concurso y empecé con el canto lírico.

– ¿Cómo es la carrera de un cantante lírico?

– Estudié tres años en el Conservatorio de la Universidad de Chile y luego viene la carrera universitaria que dura entre siete y diez años.

– ¡Es muchísimo tiempo! ¿Cómo definen qué tono posees?

– El profesor de canto evalúa qué tipo de voz tienes y te da repertorio para tu tipo de voz, pero la voz evoluciona. Recién después de los 30 años la voz está madura y se tiene claro qué registro y tipo de voz se tiene.

– Las obras son en alemán, italiano, inglés entre otros idiomas, ¿cómo lo hacen para pronunciar?

– Nosotros cantamos en alemán, italiano, ruso, francés, latín, etcétera y por lo general conocemos el idioma. Pero cuando uno estudia enseñan fonética universal y es con ese conocimiento que podemos pronunciar de manera correcta distintos idiomas..

– ¿Cómo es su vida de cantante de ópera?

– Yo trabajo en el Teatro Municipal, soy parte del elenco estable y participo del coro como solista. Pero también tengo una productora, Reina Midas, y con ella hago eventos con música clásica, donde lo más destacado son las óperas para niños.

– ¿Cómo se hace una ópera para niños?

– Selecciono una obra, corto el guión, lo adapto, lo traduzco y se pone un narrador. Esto no sólo acerca a los niños a la ópera, sino también a los padres, a la familia en general.

– ¿Qué obras estás preparando?

– Hansel y Gretel para agosto y para noviembre la Flauta Mágica de Mozart. Ambas fueron reducidas y traducidas al español, La orquesta se redujo a cinco músicos, el coro y la escenografía son pequeños. La estética es como la que usa Tim Burton.

– ¿Chile es un país que guste de la ópera?

– No se sabe mucho en general, pero en los últimos cuatro años ha habido un boom y se está poniendo de moda la ópera. Hace diez años sólo se presentaban en el Municipal, ahora las regiones tienen sus propios grupos y orquestas.

Seguir leyendo