Viajero empedernido termina con las millas acumuladas

Patiperro anda súper angustiado tras viaje de amor que terminó dictando que al parecer es más feliz solo que acompañado.


 

Doctor Cariño:

Estoy desconcertado. Esta es la segunda relación que destruyo en tres años. Y todas han finalizado luego de un viaje de placer.

Hace unos meses, decidí viajar con mi polola y recorrer Europa. El viaje comenzó en la gran ciudad española de Barcelona. Toda iba espectacular hasta que tuvimos la primera pelea y todo se fue al carajo.

Cada uno siguió el viaje por su cuenta y sólo nos encontramos en el aeropuerto. Tuvimos que sentarnos juntitos, sin mirarnos. ¿Qué hago doc? ¿Será que los viajes no son lo mío?

Viajero

Marco Pollo:

Lo dice la máxima de toda la vida: “Los viajes son la mejor forma de poner a prueba las relaciones”.
Yo a eso le sumaría si su pareja se atreve a probar la pizza con piña.

Por lo visto usted no tiene vuelta. Es hora de que se analice, se mire en el espejo y deje de culpar a los viajes por matar las relaciones.

Tal vez lo suyo no sean las mujeres con espíritu libre y le convenga buscar a alguna dama que le guste tener sus cositas bien puestas en Chile o que por alguna razón tenga orden de arraigo y no pueda salir del país.

Esa será la única manera de avanzar y no quedar varios meses con las millas acumuladas.

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com 

Top de La Cuarta

Seguir leyendo