Atacado por el bicho le surgió un hijo olvidado

"Con mis dos viejitos y yo atacados por el bicho, aunque estamos bien, me entero por Facebook que un joven me busca amistad"


Doctor Cariño:

Con mis dos viejitos y yo atacados por el bicho, aunque estamos bien, me entero por Facebook que un joven me busca amistad.

Lo acepto y al ver sus fotos, se me cayeron las lágrimas. Es igualito a mí a los 25 años: los rizos, la cayuya, la sonrisa, los ojos. Caché altiro que era una duda que sepulté hace años en el norte.

Obvio, es mi hijo y quiere conocerme. Me dijo que mi ausencia no era culpa de nadie. Pero que quería verme, le dije que estamos enfermos todos en casa, pero me contó que casi es doctor y sabe los riesgos que corre. ¿Qué hago, es mi hijo?

Gustavo

Gus:

Acostumbrado a recibir cartas de infieles y cachetones, surge su mensaje. Y lo felicito, en serio, se sacó el premio mayor.

Como es solterón y aún vive con sus viejos, el deber llama a decirles con cuidado que son abuelos de verdad y bajarles la emoción, que puede ser perjudicial para ellos y usted. Ahora, si su cachorro es doc y sabe de salud, déjelo actuar. Pero todos con mascarillas, ¿Ok? Ya, sea feliz.

 

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo