El calladito de su ex marido fue su peor pesadilla

Como diría Alejandro Sanz, ando con el corazón partío.


Doctor Cariño:

Como diría Alejandro Sanz, ando con el corazón partío. Resulta que tras varios años de relación, con dos hijos entre medio, mi pareja me jugó chueco.

El gil es simpático y hace bien las tareas, pero era bien calladito, siempre me dejaba hablar a mí no más. Éramos una familia bien feliz hasta que le pillé unos mensajes en el celu. No lo negó y apechugó, me dijo la clásica que iba a cambiar y que era inseguro, pero nada de lo que prometió lo cumplió. Un vecino lo sapeó, porque de nuevo andaba en malos pasos, así que le di la PLR.

¿Hice bien o le doy otra oportunidad al papi de mis hijos?

Traicionada

Querida traicionada:

Lo que usted vivió solo confirma que los calladitos son los peores, y que el que come callado come dos veces es puro mito.

Si al tonto le gustaba jugar en el patio del vecino, ahora que enfrente las consecuencias. De vuelta la página y que el traicionero solo les responda a los peques, que no tienen la culpa de tener un papá como el forro.

Usted póngase sus mejores plumas y búsquese alguien que la merezca.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo