Ventanita Sentimental

Cama crítica con la amiga

Autor: La Cuarta

La conocí en la Blondie, pero me terminé agarrando a la amiga. Estoy desesperado y todavía no me acepta en Facebook.


Doctor Cariño:

Estoy desesperado, Doc. Conocí a una damisela antes de la cuarentena, cuando todavía se podía ir a la Blondie, y nos amanecimos bailando Pulp. Después nos alojamos en la cama de su mejor amiga, con ella al lado y resulta que, tras un par de besos locos, la joven se durmió.

Como la noche era joven, por encima de ella nos quedamos mirando como dos hambrientos con la amiga. La escena era crítica, una cama crítica. Cuento corto: me faltaron manos, Doc, como diría un amigo de la pega -y me va a perdonar el francés-, para rascarle el ombligo por dentro.

Al final pasó lo que tenía que pasar, como canta el arjonismo. Pero después de ponerle harto empeño y con la amiga en pleno viaje a Marte, cuando la damisela despertó al otro día, las dos estaban… raras. Me dijeron que tenía que irme, que venía llegando el pololo de una de ellas. Mi cabeza dibujó de inmediato a un luchador de la UFC, así que apreté cachete y nunca más volví a verla.

Hasta hoy sufro, Doc, y todavía no me acepta en Facebook. ¿Qué puedo hacer? ¿La dejo ir o todavía queda una chance para pasar de base?

Arcángel.

Mi Angelito:

Se pasó de fresca la amiga del año, pero esas son las imprescindibles. Cuénteme una cosa, ¿no han hablado toda esta pandemia y todavía tiene la llama prendida? Mire, no sea gil. Vaya por ahí y diviértase, que se está ganando un título nobiliario de zopenco.

Yo que usted ni me haría el ánimo de que le den bola. El que va a sufrir es usted.

Y una cosa más: ojalá cuando salgamos de todo esto pueda ir a la Blondie y conocer a otra chica, aunque ojalá no lo inviten de nuevo a dormir donde la amiga de la amiga. Y ojalá que todavía exista la Blondie.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Seguir leyendo