Puro cigarro y no me toma ni en cuenta: me quiero separar

Llevaba diez años de casado. Con mis tres hijos éramos una familia feliz. Pero lamentablemente me fui en la califa y pequé de puro enfermo...



Logo Doctor Cariño

Doctor:

Mi esposa lo único que hace es fumar. Me acordé de esto después de ver el show del Kramer en Viña, cuando hablaba de su suegra que pasaba con el pucho en la boca.

Y claro, a mí me pasa lo mismo con mi mujer. Cuando hablo con ella, cuando quiero intimar con ella, con lo único que me encuentro es con un aliento apestoso y pasado a nicotina. Es como si fuera un cenicero andante y esto me está matando la pasión.

Para más remate, una compañera de trabajo, de 24 añitos -yo tengo 43- me está coqueteando como condenada.

No fuma, es guapa y estoy a punto de ir a la pelea. Pero mi ángel que llevo dentro me señala y exige que no peque en una fonda ajena..

Arturo

Arturito:

No me venga a engrupir con el tufo de su mujer si lo único que quiere es puro agarrarse a la niñita que le tira los perros en el trabajo.

Le digo esto, porque claramente en vez de andar mirando para el lado usted debería conversar el tema con su esposa, o pasarle una pastillita de menta o un Pato Purific colgando del labio. No sé.

Creo que una conversación sana con su pareja podría solucionar todo. Dígale de frente que se le pasa la pasión con su exceso de cigarro, que no le quiere hablar de frente, porque es como ponerse ñata a ñata contra un tubo de escape. Pero no la gorree.

Si ella lo quiere, haría algo para no perderlo. Y lógicamente que si usted la ama, debe tener tino para enfrentar este problema, que, sinceramente, es menor y súper solucionable. Imprimir

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo