El desempleado del corazón

Estoy realmente pato, pato y pato. No tengo plata para nada y eso significó que mi polola no me inflara más.


Doctor Cariño:

Estoy realmente pato, pato y pato. No tengo plata para nada y eso significó que mi polola no me inflara más.

Cuando estaba con lucas me abrazaba, me daba la pasada y me hacía hasta la Guerra Mundial en colores, y ahora que quedé sin pega me botó y quedé solo. Creo que se puso a pololear con un viejo con lucas. Y aquí estoy, extrañándola y amándola.

Más allá de todo lo que uno puede pensar, al final con ella viví los momentos más lindos de mi vida. Pero no sé qué hacer para que regrese a mis brazos.

Gabriel

Gabo:

No haga nada, junte plata y vuelva a vivir su vida con una mujer que lo quiera a usted y no a su billetera. Por lo menos aprendió que el amor con tarifa no dura para siempre y que, aunque no le vea el ojo a la papa en harto tiempo, ojalá encuentre a una persona que sea desinteresada.

Sé que lo de las lucas es parte de lo que sucede en el país por este bicho y la crisis social, y si es bueno para la pega recuperará su platita de a poco, y a su vez también le llegará una pareja para que lo haga feliz en todo sentido.

Suerte mi rey.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo