Ventanita Sentimenta

Se enamoró hasta las patas de su nana colombiana

Nunca me había pasado, pero contraté a una niña para que me ayudara a hacer las cosas en el departamento y terminé acostándome con ella y nunca más se fue de mi hogar.


Doctor Cariño:

Nunca me había pasado, pero contraté a una niña para que me ayudara a hacer las cosas en el departamento y terminé acostándome con ella y nunca más se fue de mi hogar.

Es colombiana, hermosa y me dijo que no le pagara nunca más, que lo único que quiere es estar conmigo. Soy soltero, con pega y tranquilo. Pero con esta mujer me cambió todo del cielo a la tierra, pues con sus meneos hago el amor tres o cuatro veces al día y más encima me cocina rico.

La amo. Pero mi madre y mis hermanas creen que ella me va a robar las cosas. Y yo le creo, pero usted sabe más en estas cuestiones. Socorro.

Coke

Coke:

Aquí tiene que hacer lo que su corazoncito le dice. Que su mamá y sus hermanas se vayan un ratito a lavarse las manos en vez de cuestionarle sus decisiones.

Usted está viejo para que le metan el loly en el ojo, así que si siente que la mujer lo quiere y lo tiene feliz, arriésguese cara de tabla y disfrute de carne caribeña y de un amor que le faltaba. Después vendrán los arrepentimientos o críticas si es que la embarró. Pero si es así, nadie le quitará lo zapateado y bailado con la hembra.

No obstante, tengo fe que esa mujer de verdad lo quiere y serán felices.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo