A engañado lo quieren de vuelta

El domingo fui a ver a mi hijo donde su madre. Y después de tres años, ella me invitó a la casa, me dio una once para celebrar el Día del Padre y me dijo que me quedara a dormir.


Doctor Cariño:

El domingo fui a ver a mi hijo donde su madre. Y después de tres años, ella me invitó a la casa, me dio una once para celebrar el Día del Padre y me dijo que me quedara a dormir. Vivo a una cuadra de esa casa. Pero me quedé igual.

Dormí con mi hijo para disfrutarlo, y como las tres de la mañana ella me fue a levantar para que me acostara con pierna suave. Me abrazó, me dijo que me extrañaba y que quiere que volvamos. Me separé hace tres años y medio, porque me engañó con un amigo de infancia. Y bueno, esa noche la disfruté al máximo. Lo penca es que volví a mi hogar, y ahí me esperaba mi actual esposa y mi bebé de tres meses.

Estoy muy, pero muy confundido.

Héctor

Don Tito:

Acá hay recuerdos bonitos, un lindo hijo, una separación, una infidelidad, una nueva esposa y una embarrada del porte de un buque. Primero, si vive a una cuadra de la casa de su ex ¿sacó salvoconducto para andar aunque sea una cuadra en la calle? No creo, porque seguramente es igual que todos los irresponsables que violan las normas.

Segundo, si se metió con su mujer que lo engañó sabiendo que su verdadera esposa actual confió en usted es un gallo penca. De verdad, espero creer que se quiso sacar el gustillo ese, pero aunque no le guste, su esposa actual debe saberlo. Por esa guagua que lo espera y también por respeto a su primer hijo.

No caiga en estupideces. Mire que esta situación me la han escrito hartas veces. Y nunca resulta. Fue pura calentura.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo