Mi esposa es un robot

El otro día me di cuenta que mi señora es un robot y me hizo hasta llorar, porque le dije que hiciéramos el amor y me respondió que sí.


Doctor Cariño:

El otro día me di cuenta que mi señora es un robot y me hizo hasta llorar, porque le dije que hiciéramos el amor y me respondió que sí.

La besé, ni me pescó, le hice cariños y ni me pescó, pero me subí y se quedó ahí hasta que pasó lo que tenía que pasar. Quedé listo, pero mi mujer no me dijo nada. Cuando le pregunté si le había gustado, me respondió que lo hizo por cumplir y que hace años que no siente naca la pirisnaca.

He lagrimeado como un perro y no sé si irme de la casa.

Hugo

Huguito:

Me imagino su pena por lo que le pasó, pero deben ser los tiempos de estrés en confinamiento. Pero eso es una cosa.

El problema es que la otra cosa es que su señora abriera la boca y le dijera que está mintiendo hace ratio. Eso es falta de amor, y eso se conversa bien. Y ahí es donde debe ser muy macho, porque con unas palabras como aquellas es como para que haga las maletas y enfile un rumbo en solitario y en busca de una mujer que lo quiera de verdad.

Y se acabó la cosa nomás.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo