ventanita sentimental

Está en la duda entre el pololo y minero atrevido

Estoy pololeando hace dos años con Juan. Es muy atento, me quiere mucho y yo también lo respeto. Pero lamentablemente estas últimas dos semanas estoy muy confundida.


Doctor Cariño:

Estoy pololeando hace dos años con Juan. Es muy atento, me quiere mucho y yo también lo respeto. Pero lamentablemente estas últimas dos semanas estoy muy confundida. Es que fui al norte por trabajo y conocí a un ingeniero en minas que me dejó marcando ocupado. Era amigo de mi supervisor y después de una jornada laboral fuimos a tomar unos tragos.

El problema es que mi jefe se curó y me quedé sola con el hombrón, quien en media hora me tenía toda loca y besándolo hasta el cogote. Me llevó a su casa y ahí pasamos una noche hot de esas que hacen poner los ojos blancos cada treinta segundos. Me enamoró, él está soltero, quiere que me vaya a vivir allá y a mí me gusta mucho. Dígame con urgencia qué debo hacer.

Haydeé

Haydeé:

Al tiro le digo que agarre sus pilchas y se vaya para el norte. Pero a ver al caballero y visitarlo un fin de semana. Después se dará cuenta si lo quiere de verdad o sólo se enamoró porque el señor es una máquina sexual. Sobre su pareja actual nada que decir, usted sólo se remitió a decir “lo respeto’’, y con eso dejó claro que hace tiempo no le revuelve el corazón. De hecho, si hubiese estado enamorada no andaría mirando hombres por la vida aunque fuera un Brad Pitt.

Pero le insisto, vaya al norte a tantear el terreno. Muchas parejas fracasan porque las cosas se la toman con mucha rapidez. Importante, tenga mucha delicadeza para terminar su relación actual. El de Santiago será el “paaabre’’ de la película, pero mejor que se entere de su boca y no con un cahuín.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo