Su ex esposa se puso celosa porque él miró mucho a una rubia

El sábado pasado fui al colegio de mi hija. Le tocaba bailar y más encima yo estuve en el puesto de curso de los choripanes.


Doctor Cariño:

El sábado pasado fui al colegio de mi hija. Le tocaba bailar y más encima yo estuve en el puesto de curso de los choripanes. Permanecí allí cinco horas, porque la mamá que me acompañó se pasó. Una rubia gigante y soltera. Así que me hice el lindo toda la tarde. Tanto fue que mi ex esposa, que también estaba cooperando, se puso celosa y me dijo que parara la cosa.

Yo soy separado y tengo derecho a hacer lo que quiera, pero ella me mató toda la ilusión y quedé mirando para la carnicería. Estoy seguro que le gusto a esa señorita. Seguro. Dígame cómo la hago, doctor. Por favor.

Francisco

Don Pancho:

Claro. Por lo que cuenta está separado y su señora pareciera que aún piensa en usted. ¿No ha pensado en tratar de recuperar la familia? Al final esto de la mamá grandota puede ser una luz de esperanza para que su ex demostrara que aún lo quiere y usted podría hacer el esfuerzo.

Lo importante es que estén tranquilos y que su hija no vea atados ni peleas ni celos por nada. Trate de ver qué posibilidad tiene para volver a juntarse. Y si no, con la buena onda que existe, juegue con la mamacita nomás. Ya están viejos para ser civilizados. Sin embargo, la prioridad es tratar de volver, pues. Lógico. Tiene la pelota dando bote en el área.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com 

Top de La Cuarta

Seguir leyendo