Por fresco lo pillaron: no puede estar con una sola mujer

Carlos, que es bien cachetón, le pide consejos al Doc para evitar estar con otras mujeres a pesar de estar comprometido.


Doctor Cariño:

Voy al grano de una. Soy profesional, tengo 28 años, soltero y sin hijos. Tengo una polola de 27 años, trabajadora, apasionada en el ring, bella e inteligente. Hasta ahí todo bien. El detalle es que no puedo evitar incursionar en otros terrenos, veo una mina y no descanso hasta que la conquisto.

He tratado de ingresar al camino del bien, pero no puedo resistirlo. Llevo casi dos años de pololeo, pero recién la semana pasada le dije adiós a la amiguita con ventaja que tenía para aporrearme cuando se me diera la gana.

Y no es que esté insatisfecho en la cama con mi polola, si no que nunca he podido estar con una sola mujer. Doctor, no me siento orgulloso de mi actitud, no sé que hacer, porque no quiero perder a mi polola.

Carlos

Mi profeta de Pelequén:

Lo suyo es para hacerle un monumento, debe tener mucho “bla bla” para conquistar a tanta mujer. Su frescura me hace reír, porque ni que fuera un semental. Le digo que con los años he aprendido que hay que ser de una sola cama, aunque no esté casado, tiene una mujer a su lado, a la que debe respetar.

Entiendo que las tentaciones están a cada paso y uno no es de fierro, pero no sólo es infiel, sino que también promiscuo, por lo que puede agarrarse las siete plagas de Egipto.

No creo que ande siempre provisto de condones. Si no mejora la conducta, en cualquier momento puede contraer una gonorrea, por decir algo suave, y dejará la escoba en su harem, polola incluida.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com 

Top de La Cuarta

Seguir leyendo