Hermana del año pecó con el cuñado pulpo y ahora no halla cómo remediar la traición

Siento que me caí al ácido y por eso necesito su voz auxiliadora, oiga. En mi casa somos tres hermanas, yo soy la del medio y a la que mejor le va con los hombres.


Doctor Cariño:

Siento que me caí al ácido y por eso necesito su voz auxiliadora, oiga. En mi casa somos tres hermanas, yo soy la del medio y a la que mejor le va con los hombres. La más grande ya está casada y a la conchito le ha costado hallar el príncipe azul. Pero hace un tiempo trajo un pinche a la casa, que estaba bastante bien. El punto es que mi papi hizo un asado, corrieron las chelas y cuando mi viejo mandó a comprar cigarros yo me ofrecí a ir con el “yerno” nuevo.

Sé que me merezco un castigo chino, porque camino al almacen le dije al mino que me gustaba y terminamos métale besos y jaibazos Es cierto que los dos estábamos un poco emparafinados, pero eso no justifica que traicioné a mi hermana chica y ahora no hallo cómo contarle, porque el tonto me sigue joteando y me di cuenta que no vale la pena.

Tamy

Mi chiquilla:

Aparte de la lealtad sus papás parece que tampoco le enseñaron que eso de que “con copete no vale” es la mentira más grande, después de la puntita nomás.

Mire, señorita. Creer que por un trago de más uno va a tener derecho de hacer y deshacer, sobre todo con la hermana que es más quedadita, es como hacerse un tajo y más encima chorrearse unas gotas de limón sobre la herida. Y si usted va por el mundo creyéndose irresistible, sepa que más temprano que tarde la vida le va a devolver el boomerang y tal vez acabe como Rodolfo el Reno, con los medios cachos.

Lo único cierto en esta historia es que el príncipe de su pobre hermana es un fresco de glúteo que a la primera mordió la mano que le da de comer. Así que dígale la verdad a la “conchito” y prométale que nunca más la “apuñalará”.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo