La mala apuesta

Mi marido se volvió loco. Desde que partió el confinamiento se puso a tomar, a gastar en casinos online, en películas pornográficas y...


Doctor Cariño:

Mi marido se volvió loco. Desde que partió el confinamiento se puso a tomar, a gastar en casinos online, en películas pornográficas y ahora que partieron las carreras en Chile se la juega toda. No sé qué hacer.

Más encima no me pesca en el amor, y a mis 34 años comprenderá que necesito de un buen hombre que me haga sentir feliz como mujer. Y él no, puras películas cochinas, su combinado, el infaltable cigarro y su tarjeta de crédito reventada a punta de apuestas.

Ya no aguanto esto, y más encima el vecino -que está más o menos- me anda haciendo ojitos y quiere que hagamos algo uno de estos días.

Mariela

Marielita:

No se le ocurra agarrarse al vecino de picada. Usted está sentida con lo penca que es su marido. Pero ni piense en comerse al vecino por dos motivos: primero, porque el coronavirus está vivo y no se puede acercar a nadie y, lo más importante, porque creo que le falta una buena conversación con su esposo. Y ahí tiene que echarle la choreada cara de palo.

O se queda con las yeguas de las carreras, con sus películas pencas y su mala suerte en el casino online, o se preocupa de disfrutar a su esposa joven, que lo único que desea es que la pesquen a besos y la adoren. Si no la infla, mándelo a la cresta y después disfrute de la vida.

A veces es mejor estar sola que mal acompañada. Pero siempre es bueno un diálogo sincero..

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo