Le regaló anillo a mujer que con suerte lo saluda

Cuando era chico mi papá siempre me dijo que tenía que hacerme de rogar cuando me gustaba una mujer, y así lo he hecho y de verdad me ha resultado.


Doctor Cariño:

Cuando era chico mi papá siempre me dijo que tenía que hacerme de rogar cuando me gustaba una mujer, y así lo he hecho y de verdad me ha resultado. Pero ahora estoy destrozado, porque con la mujer que quiero pasar el resto de mis días no me pesca ni en bajada y eso que rompí el código familiar y hasta la he hostigado con romanticismos que no sirvieron de nada.

Es más, el viernes pasado llegué a su casa porque era su cumpleaños, le llevé un anillo de oro, bailé con ella, estaba listo, según yo… pero a las 2 de la mañana me fui al patio a fumar y la vi desnuda en un arbusto con un desconocido que llegó y en cinco minutos la hizo. La encaré, le pedí mi anillo de regreso y no me lo quiso entregar. Pese a todo aún la quiero para mí. Solo para mí. Ayuda.

Caupolicán

Don Caupo:

Su historia es enfermiza y usted queda como chaleco de mono. Primero por su papá machista que no cachaba nada de la vida y, segundo, por su actitud loca de pedirle el anillo de oro de vuelta al verla en pelotas. ¿Por qué regalarle además una joya tan cara? Se le ve tan enfermo del chape, que parece una obsesión sacada de una película de terror.

Creo que debe olvidarla y tempranito pídase una hora al sicólogo, porque creo, seriamente, que se le están arrancando los enanos para el bosque. Ella es dueña de hacer lo que quiera, porque no tiene ningún vínculo que la una a usted. Y con su pensamiento empedernido no le recomendaría a ella que lo tuviera como pareja. Por salud mental. Lo siento, Caupolicán. Trátese primero, respire profundo y después me escribe. Que le “vaiga’’ bien, como dice mi querida Tía Yoly.

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo