Le tiraron el anillo por vitrinear

Lo de las vacaciones después de la pandemia terminaron por hundir mi matrimonio. Hace cuatro días partimos con mi señora a la playa.


Doctor Cariño:

Lo de las vacaciones después de la pandemia terminaron por hundir mi matrimonio. Hace cuatro días partimos con mi señora a la playa. Y comprenderá que con todo el encierro que tuve en el año, vi a una niña en traje de baños y la miré tanto rato que tuve una erección instantánea.

Mi mujer me cachó desde que abrí los ojos hasta que levanté la carpa. Me pegó un puñetazo delante de mi traje de baño, se paró y se regresó a Santiago. Ayer me llamó un abogado para empezar a hacer los papeles del divorcio, por orden de ella. He llorado la vida. Me bloqueó del celular, y en un mail me dijo que se había ido y que me regalaba todo lo que estaba en nuestro hogar.

Jano

Alejandro:

Creo que estuvo mal en la desesperación califa de mirar, disfrutar y encumbrase de la cintura para abajo. Porque podría haber evitado seguir sapeando para evitar cualquier problema. Pero no, el perla la ojeaba como cordero degollado y más encima se le olvidó hacer un hoyo en la arena y acostarse de guata. Mal.

Ahora, creo que esto va un poquito más allá de ese incidente. Porque su señora no va a mandarse todo el atado de la separación con abogado, lo del departamento y etc. Capaz que no sea usted de los trigos muy limpios. Ojo, eso sí. Si fue sólo por eso, aunque hay que reconocer que es grave, entraría a preocuparme, porque mínimo podría darle una chance de conversar.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo