Lo engañó con el jefe poquito antes de pisar el altar

Autor: Dr. Cariño


Doctor Cariño:

Mi polola me engañó con su jefe y me la niega a morir, pese a que la vi de la mano.

Lamentablemente, fue de lejos. Pero sus compañeros me llamaron anónimamente para contarme que estaba siendo un cornudo empedernido y que me estaban comiendo la color hace dos años.

Me iba a casar con ella, tenía todo listo. Pero ahora me siento un estafado de la vida, y más aún me la imagino haciendo el amor con otro y me muero más, pues yo había sido el único en su vida. Tenía listos los pasajes para ir a México en tres semanas más y ahora no sé qué hacer de pura pena. Ayúdeme.

Bruno

Brunito:

Me acordé del Brunito del parche en el ojo, el mismísimo de los 80’. Pero usted no tiene parche sino cuernos y debe sacárselos a como dé lugar.

Si vio a su novia de lejos gorreándolo de lo lindo podría dudar, pero si lo llamaron para contarle lo mismo no tiene por dónde perderse. Lo que debe hacer es cortar esa relación tóxica y disfrutar de la vida. Agarre a un amigo o a una amiga y váyase a México a hacerse pebre, pues necesita tomar aire y pasar las penas.

Lo que sí, más allá de cuidarse el quetejedi por si le salta la liebre, el COVOD 19 es clave. Así que pase las penas, pero el bicho no está ni ahí con que esté triste o feliz. Suerte.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo