Ventanita Sentimental

Los cuernos que me dan vueltas

Autor: La Cuarta

Mi pololo me gorreó hace unos meses y, después de muchas súplicas y gestos que hizo, lo perdoné... Pero algo anda raro.


Doctor Cariño:

Si está leyendo esto es porque finalmente me decidí a enviarle esta carta. La escribí anoche, desvelada, con una sensación que tengo hace ya unos meses. No sabía si mandársela o no.

Lo que pasa es que llevo casi dos años pololeando. Y hace un tiempo él me gorreó. Me enteré por la amiga de una amiga. Al principio no quería creerlo, pero, después de unos días, él me lo admitió, porque, según me dijo, le remordía culpa la “pendejería” que me hizo. Durante semanas no lo quise ver, pero el susodicho insistió, me pidió mil disculpas, se quedaba afuera de mi casa hasta que casi empezaba el toque de queda. Trató por todos medios que lo perdonara.

Y al final lo hice. Volvimos y todo bien… Pero ahora todo me ha sido raro. Quizás sea porque otra vez estoy en cuarentena y paso mucho tiempo sola, no sé… La cuestión es que me cuesta dejar pensar en los cuernos que me puso. Me pregunto si en serio me quiere, si lo volvería a hacer de nuevo, si no debí mandarlo a la punta de cerro en su momento y chao nomás… ¿Se me irán a pasar todas estas sensaciones? ¿O serán las señal de algo?

Carlotita.

Querida, Carlotita

No es un misterio que las corneadas duelen cualquier cantidad. Y cada uno las vive distinto. No porque uno diga que perdonó significa que perdonó. Imagino que tiene la cabeza enredada, pero está bien. Trate de usar a su favor este tiempo más encerrada: escriba lo que siente y converse con sus amistades para que le ayuden a aclarar la cabeza.

Si después de todo eso, sigue sintiendo que algo no anda bien, hable con este chiquillo, explíquele lo que siente y, si es necesario, tómense un respiro. El tiempo y la distancia a veces aclaran las sensaciones.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Seguir leyendo