Dice que no puede hacer su vida por las eternas “visitas” de su mamita

Tengo 28 años, una pega estable, departamento propio y un autito rojo que jamás me ha fallado. Todo bien en lo económico.


Doctor Cariño:

Tengo 28 años, una pega estable, departamento propio y un autito rojo que jamás me ha fallado. Todo bien en lo económico. Pero debo confesarle que mi vida ha sido un desastre en lo sentimental. Las relaciones me duran menos que piscola para cuatro. ¿La razón? Mi mamá pasa metida en mi casa y no me deja desarrollarme como pareja.

Calcule que he estado en traje de Adán junto a algunas chiquillas, a punto de llegar a la gloria y ella ha llegado sin previo aviso. Incluso cuando no está siento su presencia en todos los rincones. Le he dicho varias veces que no me molesta que me visite, pero que no sea tan seguido. Y ella me chantajea emocionalmente con eso de que está viejita (60 años) y que se siente sola porque vive con unas primas (mi papá murió) y no con su único hijo. A veces se queda por semanas. ¿Qué hago, doc? Yo me preocupo de ella y la ayudo en todo, pero quiero hacer mi vida.

Carlitos

Carlocho:

Le aclaro altiro que lo trataré de Carloncho, y no de Carlitos, para que no piense que está hablando con un papá. Eso no va conmigo. Además, usted mismo me está dando una respuesta al firmar la carta con un diminutivo: es mamón. Simple.

Usted ya tiene 28 años y tiene todo el derecho a exigirle a su madre que respete sus espacios. Sea directo y claro en sus palabras para no herirla, porque ella le dio la vida y debe respetarla. Pero no siga boicoteándose. Creo que se siente cómodo con la presencia de su mamá, porque le debe cocinar y hacer la camita, y por eso no la hace corta. Pierda el miedo porque ella tiene 60 años y también puede hacer su vida junto a una pareja. Eso sería. Cambio y fuera.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo