Pobrecita, le tocó un pastel que prefiere el sexo virtual al combate cuerpo a cuerpo

Luisa está chata de que su pareja no quiera naca la pirinaca en el ring de cuatro perillas. Pide consejos al doc pa' saber si insiste o si se tira a patita pelá con los pretendientes que sacan número por una canita al aire.


Doctor Cariño:

Me cansé, me hastié y voy a decir basta. Pasa que tengo 39, soy guapa, atractiva, tengo tema de conversación y sé que muchos darían un brazo por tenerme como mujer. Pero mi cónyuge, sí, sólo eso, porque no tenemos trato sexual, me basurea en público, me falta el respeto.

No con insultos, pero cada vez que digo algo, que doy una opinión, salta a aportillarla y me deja por el suelo. Y en la cama, ay, señor, no tengo vida, porque el muy maldito no me toca. Prefiere la autosatisfacción con las mujeres de sus videos porno en el celular. Le reclamé eso hace un año y me dijo que no quería nada carnal, sino que virtual.

Me pidió que le hiciera videos, onda webcam, para verme, excitarse y ser feliz. ¿Y yo qué? Lo mandé a freír monos. Y así estamos, a punto de caer en los brazos de un galán probado. ¿Sigo?

Luisa

Luisita:

El pastelito que eligió, pero, en fin, nadie tiene una bola de cristal a mano y la capacidad de ver el futuro o a los chantas que engrupen a mujeres y las llevan al altar.

La compadezco y, de un viaje, le pido que actúe como una dama. ¿Qué significa eso? Que primero le dé un ultimátum al sujeto: le cuenta todo lo que le pica de su actitud y le dice que después de eso no hay chance de seguir, que hay otros haciendo fila o con numerito del atiendomático en la mano, entre otras cosas.

Si el pendorcho o chimbiroco le insiste con lo de la webcam y tenerle los servicios básicos cortados, está con luz verde para proceder. Pero esta vez sin equivocarse, elija unos candidatos, póngalos a prueba, todo tipo de test y demostraciones de competencias y entréguele el premio al ganador, o sea, usted y a patita pelá.

 

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Seguir leyendo