Ventanita Sentimental

Puso los ojitos blancos con la ex del pololo

"Nos llevamos tan bien que se nos pasó la hora volando. Terminamos a patita pelá y ahora no la quiero dejar ir".


Doctor Cariño:

Tengo guardado un secreto que hace días me está atormentando. Resulta que me metí en el manso forro y ahora no sé qué hacer, doc. Todo partió cuando a mi pololo de 4 cuatro se le ocurrió hacerse amiguito de su ex pareja. Una chica del one. Se lo prometo. Estaba tan bien hechita que era imposible no ponerse celosa. Por eso al principio le armé las de Kiko y Kako y hasta lo amenacé con terminar, pero me juró de abdomen al suelo que no habían deseos triple x entre ellos.

La cuestión es que cuando volvimos a las cuarentenas, me dijo que nos juntáramos en mi casa los tres para despejarnos un rato y, de paso, conocerla mejor y ver que de verdad hay cero onda ella. ¿Qué pasó? El pajarón salió sin permiso y justo lo fiscalizaron, así que al final nunca llegó. Pero ella sí, doctor. Y el flechazo fue al toque. Nos llevamos tan bien que se nos pasó la hora y se tuvo que quedar por esto del toque de queda. Cuento corto, las miraditas iban y venían y la temperatura subió como espumita de cerveza… ¡Y qué no hicimos!

Para resumirle, lo único que diré es que practicamos el Kamasutra completito. De principio a fin. Terminamos a patita pelá y ahora no me la puedo sacar de la cabeza. Quiero dejar a mi novio y quedarme con esa diosa de las artes amatorias.

Aconséjeme.

Golosa

Doña golosa

Antes que cualquier cosa, no me deja otra que retarla de entrada. Cómo es eso de andar saliendo en cuarentenas. Mal, mal. Segundo, no es sano hacer escándalos porque no confía en el susodicho. Si tiene algo que decir, siempre es mejor conversarlo con calma y no dejar la escoba de una. Y tercero, tampoco es bueno andar de patas negras por la vida. Y menos con la ex del novio, por más que sea una diosa en el ring y haya puesto los ojitos blancos toda la noche gracias a sus encantos. Si de verdad quiere a ese hombre, vaya y cuéntele todo. Capaz la perdona y terminan los tres haciendo cucharitas.

Sino, deje la maldad a un lado y aléjese de los dos. Con esas cosas no se juega.

Chao nomás.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Seguir leyendo