Se acostó con veterinario que le salvó el peludo

Mi gatita se enfermó del estómago el miércoles pasado. Le di gotas de las que usamos en la casa y nada, hasta que empezó a desmayarse.


Doctor Cariño:

Mi gatita se enfermó del estómago el miércoles pasado. Le di gotas de las que usamos en la casa y nada, hasta que empezó a desmayarse.

En la desesperación partí a una clínica veterinaria y el hombre que me atendió curó milagrosamente a mi animal en tres minutos. Claro, le tocó el estómago, lo apretó y mi felino vomitó un globo de cumpleaños que se había comido.

De pura felicidad le di un beso en la boca. Le pedí disculpas y me miró, cerró la puerta del local y me besó perdidamente.

Me entregué hasta que terminamos haciendo el amor. El problema es que es un desconocido y ahora me siento sucia. No tengo compromisos, pero moralmente estoy muy afectada.

Mi niña:

Julieta encontró a su Romeo que le salvó el peludo. Da lo mismo lo que haya pasado ahí, fue una atracción a primera vista, se gustaron y lo que pasó, pasó. Usted no tiene compromisos con nadie más, no le debe preguntar a nadie lo que es bueno y malo, es soltera, él es un hombre adulto y por todos estos antecedentes debe estar tranquila. Eso de la moral déjelo para otros tiempos.

El hombre es un profesional, trabaja ayudando a los animales, no es un tipo de la calle deambulando. Siéntase feliz, porque gracias al globo de cumpleaños que se comió su gato tuvo una jornada de buen sexo. Ojalá haya sido con otro globo por seguridad. Eso no me lo comentó, pero lo supongo. Ojalá.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo