Teme que polola lo está engañando y está craneando una idea al límite

Mi polola parece que me está engañando. Anda rara, no me toma ni en cuenta. Ni me besa, doctor. No puedo decir que la he pillado, pero mis amigos juran de guata que me engaña con un compañero de la pega.


Doctor Cariño:

Mi polola parece que me está engañando. Anda rara, no me toma ni en cuenta. Ni me besa, doctor. No puedo decir que la he pillado, pero mis amigos juran de guata que me engaña con un compañero de la pega.

Podría contratar a un investigador privado, pero sale caro y no quiero sorprenderme con fotografías de alto calibre. Así que voy a verla, me quedo en el living mirando cómo pasan las horas y me resigno para tener mi propia muerte en el amor.

No sé qué hacer, doctor. A esa mujer la amo con mi alma y si no está conmigo soy capaz de atentar con mi vida. Urgente necesito que me dé un consejo.

Boris

Don Boris:

Estaba todo perfecto en su carta, pero al final terminó metiendo la cabeza al guáter. Eso de atentar contra su vida es como para pedirle una hora al siquiatra hoy mismito en la mañana.

Si le están poniendo los cuernos, puede ser. Pero su vida es una sola. Lo que debe hacer es conversar cara a cara con su polola y ver qué es lo que pasa.

Mejor, averigüe si tiene problemas laborales, económicos o familiares. Quizás ese puede ser un factor por el cual usted pasa a un segundo plano. Pero sean francos.

La verdad debe estar por sobre todo y, aunque le duela, por último será la verdad. Además, hay muchas mujeres más en este mundo.

Primero juéguesela bien con el diálogo y si le va mal, respire profundo y dé vuelta la página.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo