Tras una década le volvió a dar comida a la fiera con la patrona

Llevo casado con mi señora 35 años y voy a serle demasiado sincero. Hace 10 primaveras que duermo solo. No pasa nada con mi esposa y no me motiva nada.


Doctor Cariño:

Llevo casado con mi señora 35 años y voy a serle demasiado sincero. Hace 10 primaveras que duermo solo. No pasa nada con mi esposa y no me motiva nada. Igual reconozco que nos llevamos bien: la quiero mucho, ella también, tenemos hijos grandes. Pero más allá de eso, en la cama cero. No obstante, el otro día pasó algo muy particular.

Hacía mucho frío y sentí toser a mi mujer. Me acerqué a su pieza con un vaso de agua y mientras se lo tomaba me empecé a entumecer. Ahí ella me dijo que me acostara un rato a su lado. Y algo pasó que terminamos reventándonos a puro amor. Quedé seco y estoy feliz. Pero ahora ella no quiere nada conmigo.

Ayuda.

Francisco

Don Pancho:

Aquí tiene que primar el poder de convencimiento suyo. Si ella lo invitó al ring y usted sólo le ofrecía algo de agua, fue por algo. Lo que yo creo que le pasó a su esposa es que, quizás, le dio un poco de vergüenza toda esta situación extraña. Piense que hace 10 años que no le veían el ojo a la papa y eso que son un matrimonio.

Creo que usted debe esperar la nochecita, invitarla a un champancito o un vinito con galletitas y tírese el salto. Son muy jóvenes aún para que se le apolillen las extremidades. Juegue con todo, amigo. Le resultará.

Sólo falta confianza.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo