Ventanita Sentimental

Me revivió el niño al tercer día

Autor: Dr. Cariño

"A la tercera piscola ya estábamos a potope en su departamento pero mi pepino no reaccionó a ningún estímulo"


Doctor Cariño:

Ahora que se viene Semana Santa, le escribo para contarle una historia de resurección. Resulta que durante el verano, aprovechando que los bares volvieron a abrir y que la cosa se puso más relajada, quise volver al mercado luego de una sequía de meses producto del maldito bicho este. Conocí a una muchacha, morena, bien portada, profesional por Instagram y decidí invitarla a que nos tomáramos una cosita. A la tercera piscola ya estábamos a potope en su departamento pero mi pepino no reaccionó a ningún estímulo.Ella me dijo que no me preocupara. A la semana siguiente, entre conversaciones y besitos de pololo en un parque, me vi sin ropita en su living comedor. Y me va a creer que sin copete ni nada, este maldito gusano no quiso salir de su madriguera. Aunque su cara no fue tan comprensiva como la primera vez, parece que lo quiso tomar como desafío. Al otro día convirtió el agua en vino y tras un par de copas y unas peripecias que ya se quisiera la Nadia Comaneci, el niño revivió más fuerte que nunca entre los muertos. Desde ese día, al igual que el nazareno, me visto de carpintero todas las semanas para clavarla.

Daniel

Querido Danito:

Aunque la gente suele escribirme para que yo les de la solución a sus problemas, usted la encontró solito con esa diosa tan morenita y rica como la malta. Me alegro que su compañero de batallas haya encontrado el rumbo ¿O será ella la milagrosa? Si puede y no infringe ninguna medida sanitaria, regaloneen con sus buenos huevitos este domingo. Se lo merece.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Seguir leyendo