Duda amorosa antes del matri

Yo me comprometí con mi novia para casarme, y hace exactamente un mes conocí a una mujer que me dejó locamente enamorado.


Doctor Cariño:

Yo me comprometí con mi novia para casarme, y hace exactamente un mes conocí a una mujer que me dejó locamente enamorado. Fue a vender verduras al edificio, es venezolana, bella, simpática y después de eso empecé a soñarla todos los días. El martes de la semana pasada me quedé con mi polola en el departamento y me puse a soñar que estaba con la venezolana en el caribe y terminábamos haciendo el amor en la playa. Empecé a decir su nombre y me desperté de un tremendo cachuchazo. Ahí terminó de morir la flor. Yo me negué y me creyeron. Pero quedan cinco meses para casarme y no quiero. Me gusta la mujer de las frutas y verduras. ¿Dígame qué hago?

Hugo

Don Hugo:

Más allá de que se haya prendido con la chica caribeña que le calentó la sopa con los melones, los zapallos y las zanahorias, creo que usted está pasando por una crisis de pareja. No está en condiciones de casarse si por el solo hecho de ver una mujer bonita piensa en no casarse. Eso se llama duda y falta de madurez de una relación. Antes de que pise el palito y, paralelamente, meta la cabeza al guáter, mejor hable con su pareja, sepárese un rato y vea si la extraña. A veces uno valora las cosas cuando no están, y en estos momentos se hace necesario ese ejercicio, pues el matrimonio es para toda la vida. Y claro, debe transparentar que le atrae la mujer de Venezuela. Aunque duela, siempre con la verdad, mi amigo.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo