Zopenco llora su soledad porque cifra el amor en los centímetros de su hombría

Motumbo sufre porque su pareja lo dejó y ahora nadie lo pesca. Su excusa estaría en que el de arriba lo bendijo como al "negro del Whatsapp"...


Doctor Cariño:

No hay caso, desde que me dejó mi mujer por un tipo que me dijo que era bacán en todo -billete, pinta y otras cosas más-, que he tratado de ligar con una mujer que me acompañe su buen tiempo. Pero nada, a lo más, dos meses y me dejan botado. Voy al gimnasio, soy sanito, no ando cargado al billete pero me defiendo y, lo más importante, soy un superdotado.

¿Me entiende? Aunque no soy moreno, es como que lo fuera. Y creo que es mi gran atractivo con las mujeres. Hace como mil años, en mi juventud, tuve unas amigas que hasta me sacaban a pasear sin ropa para lucirme.

Por eso es que no entiendo qué me pasa ahora. ¿Será que las cosas han cambiado tanto? Deme su consejo para salir de perdedores.

Maikol

Don Ayuwoki:

¡Aaay, señor! Cómo puede ser tan troglodita de juzgar el interés femenino en la grandeza física de su virilidad. Eso está bien para cabros en la pubertad y el que sus amiguitas lo sacaran de exhibición no dice nada.

Es más, creo que era pura chacota para ver a un fenómeno, un engendro de la naturaleza y nada más. Creo entender por qué su mujer lo dejó por un tipo más bacán, pero debe ser un experto en darle todo lo que ella requiere en el tálamo del amor: variedad, acrobacia, juego, ternura y compañerismo.

Me tinca que cada vez que terminaban hacía las preguntas estúpidas: ¿Cómo estuve? ¿Te gustó? Usted debe empezar de abajo. Primero, instrúyase en lo que quieren las mujeres en el lecho; segundo, vaya donde un sexólogo que le dé una mano en todo el embrollo y nunca más haga las preguntas del imbécil. Juegue.

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo